Escucha esta nota aquí

El senador de Creemos, Henry Montero, respaldó el pedido de la Gobernación de Santa Cruz para decretar el cierre de fronteras y resguardar a la región del posible ingreso de la variante P.1 del Covid-19. Esta mañana, Carlos Hurtado, gerente del servicio de Epidemiología del Sedes, adelantó que la medida sería un hecho, aunque falta la confirmación de parte del gabinente ministerial.

Montero se sumó al pedido expresado por el Sedes. "Se tiene que cerrar la frontera para impedir que la nueva cepa, que tiene alta letalidad, ingrese al país", dijo. Crecen las voces en reclamo por el urgente cierre de los pasos fronterizos como medida de prevención. Además de la Gobernación cruceña, el alcalde de San Ignacio de Velasco también propuso la misma medida.

El expresidente del colegio médico de Santa Cruz y actual senador considera que "la decisión tiene que tomarse hoy, mañana sería tarde". Se trata de priorizar la vida de los bolivianos, asegura Montero.

El pedido expuesto por la Gobernación cuenta con la información epidemiológica y la argumentación "técnica y científica" que avala el cierre de fronteras, sostuvo Montero a tiempo de señalar que "debe ser una política nacional" para resguardar a la población. Además, espera que la determinación del gabinete ministerial esté acompañada por el apoyo del ejército en las acciones de control.

Lentitud en la vacunación

El senador Montero critica la "burocracia y politización en el manejo de la salud" por el actual ejecutivo. Su reclamo apunta a la "lentitud del gobierno en la vacunación" que, según asegura, está muy por detrás de las primeras estimaciones propuestas por el Ministerio de Salud.

"Nos prometieron que hasta esta fecha tendríamos vacunados a 3 millones de personas y no llegamos a 200.000", indicó el senador de Creemos. Pide al ejecutivo que ofrezca cifras reales y actúe con celeridad para que las vacunas "lleguen a la población, sobre todo al área rural".

Comentarios