Escucha esta nota aquí

Una joven estudiante, que esperaba abordar un micro de la línea 40 para ir a su instituto, fue víctima de un asalto por parte de nueve ladrones que la interceptaron para sustraerle su celular en medio del bolleo que formaron en el ingreso del micro.

El hecho se registró entre las avenidas 16 de Julio y 15 de Agosto, en la Villa Primero de Mayo, a las 9:30 del martes. La víctima, de iniciales X.V.C, relató que ese día vio a dos mujeres que hablaban y tenían un comportamiento sospechoso. Además, sujetos a bordo de un auto la vigilaban.

Poco a poco empezó a sentir miedo y lo único que quería era que pase lo más pronto el micro para escapar del lugar; sin embargo,  cuando intentaba subir al micro fue interceptada.

Los falsos pasajeros aprovecharon la aglomeración, fingieron estar apurados para ingresar al vehículo y entre empujones lograron sacar el celular de la mochila de la estudiante.

Fueron nueve personas las que descendieron del auto, que se paró frente del micro. El auto terminó avanzando y los ladrones después de robar el celular permanecieron a bordo del micro.

En el interior del bus, la estudiante pedía ayuda, pero nadie la socorría. Entonces, se armó de coraje para rebuscar en la cartera de las mujeres y hombres que subieron en el momento que sufrió el asalto, pero no encontró nada.  Una de las sospechosas no permitió que revisen su cartera. 

Los ladrones permanecieron aproximadamente tres minutos dentro del micro y al ver que la víctima  no desistía de la búsqueda de su celular, se bajaron. "Le pedí al chofer del micro que no abra la puerta porque me habían robado, pero no hizo caso. Nadie me ayudó",  lamentó la joven estudiante.

Uno de los delincuentes que no abordó el micro se subió a otro auto, ella presume que se trate del mismo vehículo del que bajaron antes de asaltarla. "Al ver que nadie me ayudó, no hice nada. Me dio mucho miedo, los ladrones se bajaron y se subieron a otro auto", recordó la víctima.

La denuncia del asalto fue sentada este miércoles en la Policía de la Villa Primero de Mayo, donde espera que los agentes busquen a los delincuentes.

El momento del asalto fue captado por las imágenes de seguridad de un inmueble, el mismo que fue entregado como evidencia a las autoridades. En el video se ve claramente el momento cuando los ladrones bajan del vehículo blanco y de prisa aplican su estrategia para robar a su víctima.

La víctima recuerda a las dos mujeres que la asechaban antes de subir al micro, una de ellas tenía el pelo teñido con rayitos y la otra, una cicatriz en su cara.  

"Me robaron un celular A71 de color calipso celeste, lo había comprado hace un año, pero estaba bien cuidado. Afortunadamente solo sacaron el celular", acotó la universitaria. 


Comentarios