Escucha esta nota aquí

"Hay mala información, en realidad en Montero la Unidad de Cuidados Intermedios (UCI) ha sido temporalmente cerrada porque varios funcionarios del personal de salud han contraído el Covid-19 y no podemos abrir si no hay personal, pero es momentáneamente. Tienen que estar en cuarentena y en tratamiento", explicó José Luis Nogales, secretario municipal de salud de Montero, sobre el cierre general de servicios en el Hospital Alfonso Gumucio Reyes.

La autoridad aseguró que la atención en Emergencias continúa, una de las que estaba en entredicho. "Es mentira que se hubieran cerrado todos los servicios. Sí hay una foto de que se cerró la emergencia por la falta de personal, pero en realidad no había llegado el médico de emergencia de medicina interna; ya está solucionado y se seguirá atendiendo, tomaremos nuevas acciones porque el personal de salud está expuesto", agregó.

Nogales reconoció que hasta la fecha todos los funcionarios de salud del hospital municipal de segundo nivel son considerados sospechosos y garantizó pruebas para todos. Sin embargo, dijo que los confirmados como positivos ascienden a 12 hasta el momento, varios de áreas diversas de atención.

Del mismo modo, anunció que el municipio de Montero está creando un centro de acogida para todos los positivos y sus contactos, y que a partir del lunes 4 de mayo, en la tarde, serán trasladados al lugar. "Es como el Ana Medina de Santa Cruz, donde llevan a los asintomáticos, pero si los casos se complican tenemos el área covid-19 en el hospital. Y si están muy mal se van a Santa Cruz de la Sierra porque no tenemos capacidad resolutiva, somos hospital de segundo nivel, no tenemos terapia intensiva", reconoció.

Para el intensivista Érick Arnez la figura es otra, asegura que están cerrados la UCI, emergencias y maternidad "porque todo mundo está contagiado. No tengo números, pero en maternidad ya hay varios contagiados, entre médicos, residentes y licenciadas en enfermería, llegaron nuevas confirmaciones entre ayer y hoy. La decisión de cerrar es del mismo personal, quién va atender, el director no querrá cerrar nunca, hasta querían que los asintomáticos sigan trabajando. Todos los profesionales de los diferentes servicios, incluyendo emergencias, limpieza, etc. están contagiados. Lo único que funciona es la sala covid-19", aseguró.

EL DEBER intentó, sin éxito, obtener la versión del director del Gumucio Reyes, Johnny Guzmán.