Escucha esta nota aquí

​El vicerrector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, Oswaldo Ulloa, habló con EL DEBER sobre los pro y contra de la enseñanza virtual, cuándo finalizará el año académico y qué ayuda pretenden brindar a los bachilleres que deseen ingresar el próximo año a la Uagrm, tras la clausura del año escolar. Esta es la entrevista.

¿Cómo valora el desarrollo de la enseñanza virtual en la Uagrm?

La enseñanza virtual en la Uagrm es un proceso iniciado hace más de tres años en el que están involucrados todos los docentes mediante cursos de capacitación y el apoyo del Departamento de Educación a Distancia y Tecnología Educativa (DEDTE) y de la Dirección de Tecnología de la Información y Comunicación (DTIC).​​

La Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) inició la educación virtual en 2017 con la construcción de las primeras aulas virtuales. En 2018 comenzó a funcionar la carrera de Contaduría Pública, que es semestral.​ En 2019 se abrieron las carreras de Derecho, que es anual; y de Ingeniería Informática, que es semestral. Este año se habilitó la carrera de Trabajo Social.

Actualmente, las carreras de Ciencias de la Educación e Ingeniería Ambiental están a la espera de que sus autoridades facultativas aprueben el lanzamiento de la versión virtual.

- ¿Qué logros se han consolidado en este tiempo?

Un plantel docente capacitado para el proceso de enseñanza virtual, la construcción y gestión de las carreras en la modalidad virtual, el funcionamiento de la infraestructura tecnológica para continuar con esta experiencia que desarrolló la universidad a través de su propia plataforma, que administrada por la DTIC, con la gestión y el apoyo de la DEDTE.

- En la balanza, ¿qué factores negativos quedan por superar?

La pandemia de Covid-19 produjo un cambio intempestivo en el uso masivo de la tecnología, lo que mostró uno de los factores negativos a superar que es mejorar la infraestructura tecnológica mediante la cual acceden los docentes y estudiantes a las plataformas virtuales para el proceso enseñanza-aprendizaje. Además de los altos precios de los servicios de internet y de videoconferencia.

- ¿La enseñanza virtual alcanza un nivel académico similar a la presencial?

La enseñanza virtual tiene varias ventajas. Acorta distancias, los estudiantes pueden pasar clases en sus hogares y no gastan en transporte público. El material de estudio, los videos y las video-conferencias están disponible 24/7 para que vuelvan a verlos cuando crean necesario.

La educación virtual nos permitió a los docentes organizarnos de manera más efectiva en nuestra planificación didáctica para desarrollar las clases y organizar las materias. Se produjo una mejora sustancial en el proceso enseñanza- aprendizaje. Es una modalidad a la cual todos estamos adaptándonos, estudiantes y docentes.

La enseñanza virtual y la presencial tienen sus particularidades, son experiencias de aprendizaje. Por naturaleza, los humanos somos seres sociales que nos interrelacionamos a través de las diversas formas de comunicación. En una aula presencial la comunicación entre estudiantes y profesor es también una experiencia enriquecedora porque se comparte conocimiento.

- Las materias de componente práctico, ¿qué sistema de enseñanza asumen?

El Ilustre Consejo Universitario (ICU) da potestad a cada facultad para definir qué materias avanzarán a través de la enseñanza virtual y qué materias se dictarán en clases presenciales con grupos de 10 a 15 alumnos, asumiendo todas las medidas de bioseguridad por la pandemia de Covid-19.

Es posible organizar grupos reducidos para las clases prácticas siempre con las debidas medidas de bioseguridad y está previsto que se desarrollen para la última parte del calendario académico, en carreras como Agronomía, Medicina y Veterinaria.

- ¿Habrá un tiempo de nivelación?

Sí, en función de la resolución del ICU se permite que las facultades determinen el tiempo de nivelación que tendrán de la misma forma que se respetará el avance que realizaron la mayoría de los profesores a través de los medios virtuales.

- Según el calendario académico, ¿cuándo proyecta el final de la gestión?

El primer semestre será desde julio hasta principios de noviembre y el segundo semestre, desde noviembre hasta fines de marzo del próximo año. Las carreras anuales empiezan en julio y terminan en marzo de 2021.

No habrá receso académico, iniciaremos la próxima gestión apenas concluya la del 2020 para encaminarnos al desarrollo de las actividades académicas.

- ¿Cómo se está trabajando en las unidades académicas de provincias?

Todas las unidades fueron capacitadas de la misma forma que de la ciudad, siguen el mismo protocolo y mecanismo que  se hace en la central. Las clases virtuales son para todas las facultades, no hay discriminación.

- ¿Se puede decir que hay alguna desventaja frente a otras universidades?

El acceso de nuestra población estudiantil que por motivos económicos no pueden acceder forma permanente a internet y la falta de herramientas tecnológicas como computadoras. No todos los estudiantes tienen computadoras, somos una universidad pública.

La ventaja que dio la Uagrm a sus estudiantes es internet gratuito y la capacitación a los docentes que ahora tiene el apoyo de auxiliares de docencia con el objetivo de atender las necesidad de la gran población estudiantil de la universidad.

El internet que tienen los estudiantes es ilimitado porque, si usan los 500 megas, su recarga con otros 500 megas es inmediata.

- Respecto al ingreso de nuevos estudiantes, ¿la Uagrm tiene algún plan para la nivelación de bachilleres?

La Prueba de Suficiencia Académica (PSA) está descentralizada y está cargo de las facultades. El Vicerrectorado va a sugerir que se dicten cursos de nivelación ante la clausura del año escolar. Entendiendo que, por la pandemia, no se completaron los programas de enseñanza en los colegios y el objetivo es que los bachilleres tengan un buen nivel académico para rendir el examen de ingreso.

- ¿Cómo se plantean las pruebas de ingreso tras la clausura del año escolar?

Hemos hecho una prueba con las carreras de Derecho y de Trabajo Social en la modalidad virtual. Convocamos a un examen de ingreso virtual y, para Derecho se inscribieron unos 150 alumnos, hubo una aprobación del 90 por ciento.

En Trabajo Social, la cantidad de alumnos inscritos no cubrió el cupo y se dejó pendiente el inicio para que ingresen con el grupo del próximo año porque para las clases virtuales, mínimo deben ingresar 100 alumnos. Vamos a seguir perfeccionando el sistema virtual.

Sin embargo, considero que hasta el próximo año se volverá a tomar el examen presencial porque es posible que la vacuna contra el Covid-19 ya esté en Bolivia.

-Las acciones de apoyo de la Uagrm hacia los estudiantes, ¿hasta cuándo se extenderán?

Todo el apoyo que la universidad brinda a los estudiantes, como el internet gratuito, será hasta que volvamos a la educación presencial y todas nuestras actividades académicas estén completamente normalizadas y en pleno desarrollo.