Escucha esta nota aquí

Conocida como la paciente cero. La señora, de 61 años, que el 10 de marzo se convirtió en la primera paciente en recibir el diagnóstico positivo para el Covid-19 en Santa Cruz, finalmente después de 55 días de aislamiento recibió la buena noticia de que está curada de la enfermedad y ahora espera el alta hospitalaria para retornar a su hogar. 

La buena noticia fue confirmada por el alcalde de San Carlos, Marcos Áñez, quien indicó que espera coordinar con el Servicio Departamental de Salud (Sedes) su traslado hacia la localidad norteña, aunque la señora también tiene familiares en Buen Retiro.

Esperaba la segunda prueba de negatividad al virus y la buena noticia la recibió anoche en el albergue Ana Medina, donde se encuentra aislada desde hace algunas semanas. Prefiere no hablar de planes inmediatos ni futuros, pues de lo único que está segura es que quiere disfrutar de la compañía de sus familiares.

“Sí, finalmente hay buenas noticias. Agradezco mucho su preocupación, estoy muy bien. No quiero dar declaraciones todavía porque aún no sé qué voy hacer. Lo único que puedo decir es que estoy contenta de poder reencontrarme con mi familia”, expresó en un breve contacto telefónico con EL DEBER. Por ahora se encuentra en el centro Ana Medina y es posible que mañana sea recibida en San Carlos.

De voz calmada, esta paciente es quizás la que se ha llevado la peor parte de la pandemia de Covid-19 en Santa Cruz. Fue víctima de la incomprensión ciudadana que no permitía su internación en la ciudad capital, dio positivo por más de cinco veces consecutivas, a pesar de no tener síntomas de la enfermedad y soportó con paciencia el encierro por casi dos meses. Su caso es de los pocos en el mundo con carga viral por más de un mes. “Es raro, pero ocurre y nos tenía que pasar a nosotros”, dijo en una oportunidad el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos. 

Por precaución y, siguiendo las recomendaciones de la OMS, las autoridades sanitarias optaron por mantenerla en confinamiento hasta que dos pruebas seguidas den negativo, lo que por fin ha ocurrido.

El aislamiento no ha sido fácil, más cuando ella retornó de Italia para estar con los suyos, pero la tecnología le ha permitido tener contacto diario a través de videollamadas. En un anterior contacto con EL DEBER, la paciente indicó que en “ningún momento he estado mal, como han dicho algunos. No he tenido mayores síntomas. Si yo hubiese sabido que estaba contagiada (con el Covid-19), no habría venido a Bolivia. La verdad es que esta ha sido una situación muy difícil tanto para mí como para mi familia. Gracias a Dios ya está pasando”.

San Carlos en silencio epidemiológico

El municipio de San Carlos no ha presentado más casos de coronavirus. Según el alcalde, esto responde a una ardua labor que han realizado en coordinación entre los funcionarios del municipio, el personal médico y los efectivos policiales.  

El burgomaestre destaca que la gente ha respondido de forma positiva a todas las instrucciones de prevención del Covid-19 y espera que lo siga haciendo.