Escucha esta nota aquí

Hasta ayer, en las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) del departamento cruceño, 79 personas peleaban contra el coronavirus, 39 de ellas acopladas a un respirador. Esta situación es preocupante, tanto para las autoridades como para el personal médico de estos servicios, ya que, desde hace dos semanas, sienten un incremento de casos que llega hasta la internación hospitalaria.

Esto es otro signo de la cuarta ola del Covid-19, por lo que insisten a la población que acuda a los puntos de vacunación para ser inmunizada con la dosis anticovid, que se realice a tiempo las pruebas de antígeno nasal y evite caer en una cama de terapia. Nuevamente, y de acuerdo a versión de autoridades y médicos, las UTI comienzan a llenarse, en medio de retrasos en los pagos del personal y los contratos vencidos.

El jefe de los domos del Hospital Japonés, Richy Anderson, indicó que ayer se habilitaron seis camas más en la UTI Covid-19, con las que suman 18 camas disponibles para pacientes graves, de las cuales 13 se encuentran ocupadas en el inicio de la cuarta ola.

Solo el miércoles, seis nuevos pacientes ingresaron a esta unidad, aunque hay otros pacientes que aguardan en la Emergencia.

“La semana pasada empezamos a sentir el ascenso de casos, por la cuarta ola, aumentaron seis pacientes”, dijo.

El jefe de UTI Covid-19 del Hospital San Juan de Dios, Andrés Martínez, coincidió con que desde hace unas semanas se empezó a sentir la cuarta ola con el registro de nuevos casos positivos y aumento de casos graves. “No en forma exponencial, pero se nota un incremento con relación a semanas anteriores”, reiteró.

En este nosocomio cuentan con 16 camas UTI para pacientes con coronavirus, pero solo hay personal para atender seis, ya que solo hay un médico por turno. Hasta ayer, las seis camas estaban ocupadas. “La relación médico - paciente es que un médico puede atender solo a seis pacientes, y en ese sentido estamos en nuestra máxima capacidad”, explicó.

Martínez agregó que en las terapias intensivas los seis médicos con ítem trabajan en las condiciones adecuadas y conforme a las normas, pero aclaró que, mientras no aumenten los médicos, no podrán recibir a más pacientes. “Estamos a la espera de nuevos contratos para abrir más camas. Necesitaríamos 64 personas, entre médicos, enfermeras y auxiliares. Esperamos tener a toda la gente para trabajar mejor y atender con la capacidad de las camas que hay disponibles”, dijo.

Apoyo

El secretario departamental de Salud, Fernando Pacheco, indicó que además de reforzar las campañas de vacunación, la Gobernación implementó más de 20 camas para los servicios UTI.

Empero, insistió en que las personas acudan a recibir la vacuna para que, en caso de contraer el virus, no sean pacientes críticos.

“Hemos estado trabajando para fortalecer las terapias en los hospitales con más de 20 camas”, dijo

Por otra parte, el gerente de Epidemiología, Carlos Hurtado, indicó que de las últimas 16 personas que fallecieron con el virus, 13 no estaban vacunadas, por lo que insistió con la inmunización.

Diagnóstico

El alcalde Jhonny Fernández y el secretario municipal de Salud Roberto Vargas explicaron que, como estrategia para contener la cuarta ola, volverán a recorrer los mercados y las zonas de mayor aglomeración para realizar las pruebas de antígeno nasal.

Ayer, cerca de 30 brigadistas médicos se trasladaron hasta la feria Barrio Lindo para tomar 300 pruebas, y a quienes daban positivo se les entregaba medicamentos para su tratamiento.

Fernández indicó que se hizo una evaluación epidemiológica de la ciudad y que los Distritos 5 (zona norte), 6 (Pampa de la Isla) y 8 (Plan Tres Mil) registraron un incremento de casos, por lo que desplazarán a las brigadas para hacer el diagnóstico.

Comentarios