Escucha esta nota aquí

A lo largo de dos años una niña de 11 años, soportó los abusos sexuales de su padrastro, que aprovechando que su madre estaba fuera de la casa vendiendo verduras, atacaba sexualmente a la menor.

La pequeña, que hace poco confesó el calvario que estaba viviendo en su propia casa, incluso tiene una enfermedad de transmisión sexual debido a la violación del hombre que se casó con su madre, mujer con la que tuvo un niño de tres años, hermano de la víctima.

De acuerdo con los informes policiales, el hecho ocurrió en una vivienda de San Germán, población considerada zona roja del narcotráfico por las autoridades antinarcóticos, donde vivía la menor junto a su mamá, su padrastro y su hermano.

La niña, que estaba amenazada por el violador, contó lo que estaba viviendo a su abuela y ella luego de contarle todo a su hija, sentó una denuncia en la Policía para que detengan al acusado.

La madre de la menor dijo que ella recordó cómo el sujeto, que es su pareja, la manoseaba y ultraja sexualmente aprovechando que no había nadie en su casa, ya que el denunciado hacía salir del cuarto con engaños a su hijo y se quedaba solo con la pequeña.

La juzgadora de Montero ordenó que el sujeto se defienda estando entre rejas y que las pesquisas se desarrollen en los siguientes cinco meses, tiempo en el que el Ministerio Público deberá presentar acusación formal para llevar a juicio oral al procesado.

Comentarios