Escucha esta nota aquí

Un grupo de padres de familia ha decidido bloquear la ruta al norte, desde tempranas horas de este lunes, con la finalidad de exigir ítems educativos. El punto de bloqueo fue instalado en la zona de Satélite Norte (Warnes) y a decir del presidente de la Asociación de Padres de Familia de Santa Cruz, Jean Luis Aguilar, se instalarán otros puntos de bloqueo en otras zonas de la capital cruceña.

Aguilar explicó que la protesta se debe a la exigencia de ítems que realizan ante el Ministerio de Educación. En el programa "A primera hora", de EL DEBER Radio, el dirigente de los padres de familia señaló que se requieren 7.000 cargos a nivel nacional para atender a los centros educativos de los niveles de inicial, primaria y secundaria. La cifra podría duplicarse si se considera los institutos superiores.

Aguilar califica como una  burla los 1.500 ítems propuestos por el Ministerio de Educación. De esos, señala, Santa Cruz recibiría unos 300, cuando su déficit supera los 2.000, motivo por el cual los padres de familia se ven obligados a aportar para el pago de sueldo de estos maestros sin ítems.

Según Aguilar, la medida también cuenta con el apoyo de padres de familia de Cotoca, La Guardia, Vallegrande, Comarapa, Pailón y los municipios de la Chiquitania

Por ahora, solo se confirmó el bloqueo de ruta en Warnes, mientras que Montero definirá si apoya la medida. Por otro lado, Yapacaní anunció que no acatará la medida.

Aguilar justifica el bloqueo porque "es la manera de hacernos escuchar". Aunque el bloqueo es por 24 horas, no descartan convertirlo en indefinido desde el miércoles si el Gobierno no muestra una "predisposición de cumplir" con los padres de familia.

Los reclamos de la Asociación también apuntan a la plataforma virtual propuesta por el Ministerio de Educación. "Un sistema de esta naturaleza es un engaño para los padres", dijo el dirigente Aguilar. 

Reconoce que muchos padres no están preparados para el uso de las plataformas virtuales y, además, no logran proveerse de los 'megas' suficientes para conectar a sus hijos. Al final, "tienen que fotocopiar los materiales para hacer una gran cantidad de tareas con sus hijos mientras los profesores exigen el pago por unas clases de 40 minutos".

"No se está atendiendo (el problema) como se debe", asegura el representante de los padres de familia. Piden una reunión con autoridades del Gobierno para mejorar la enseñanza a los estudiantes, porque la educación virtual -en opinión del dirigente-  "es un fracaso".

 



Comentarios