Escucha esta nota aquí

Un día después de que el Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra despidiera a 300 funcionarios, entre ellos a trabajadores de las guarderías municipales, los papás decidieron realizar una vigilia en las puertas de la guardería La Morita, en protesta por la medida.

Las madres de familia indicaron que están dispuestos a asumir el costo del salario de las "tías" despedidas, porque sus hijos ya están encariñadas con ellas y se han adaptado al cuidado que les brindaban.  

"Es un golpe emocional duro para nuestros hijos, no sabemos quiénes vendrán a sustituirlas", dijo Gabriela Solorzano, una de las madres de familia que hace de portavoz. 

Mira el video de la protesta:

 

La guardería La Morita cuida de 140 niños. Otros padres expresaron su preocupación porque   no saben cuándo se normalizará la atención en la guardería y dónde dejarán a sus hijos.

Al promediar las 9:30, guardias municipales se constituyeron en el lugar para restablecer el orden.