Escucha esta nota aquí

Desde el centro de salud Lazareto, que es uno de los 20 que se habilitaron en la ciudad para la toma de la prueba de antígeno nasal para detectar la presencia del virus del Covid-19, el director del Servicio Departamental de Salud, Marcelo Ríos, indicó que para acceder a este diagnóstico es necesario pasar por la valoración médica, porque el profesional determinará si es pertinente hacerla y cuál es la más apropiada.

Indicó que no es posible hacer las pruebas de manera abierta, porque no alcanzarían, dado que cuentan con 200.000 pruebas para una ciudad con casi dos millones de habitantes. "Por lo pronto, es para las personas que hagan la consulta médica. Si en El Centro de salud cerca de su casa no hay toma de muestra, hagan la consulta, le van a dar la ficha epidemiológico y deben acudir a uno de los 20 centros donde se están haciendo las tomas", explicó.

Aclaró que las personas no deben esperar que le entreguen resultados negativos por escrito, "porque hay personas que quieren venir a los centros para tener resultados porque van a viajar o por cuestiones labores".

 "No es para eso el sistema público, los que son para cuestiones laborales tienen a la seguridad social y los que van a viajar, tiene que ser parte de su presupuesto la toma de muestra. El sistema público es para las personas que necesiten o tienen sospecha , pasan al control médico y el médico le define la toma de muestra", remarcó el director del Sedes.

Dijo que las pruebas de antígeno nasal sale el resultado rápido, pero la PCR se envía a Cenetrop y tarda 24 horas.

En este centro se habilitó una cabina especial para hacer las pruebas y el personal tiene la indumentaria de bioseguridad para evitar cualquier contagio. 

Los centros de salud habilitados para las pruebas atenderán todos los días, incluyendo sábados y domingos. El Sedes está viendo la forma de habilitar algunos centros para que funcionen 24 horas, para que las personas que necesiten con urgencia.

Ríos insistió que continúan con el problema de las bajas del personal de salud y es imposible.

También preocupa el aumento de casos. El director del Sedes dijo que la situación en la que estamos es fruto del comportamiento de la población. "Vamos tres días continuos de tener más de 1.000 casos, entonces nos estamos orientando a que vamos a pasar la cifra de julio, cuando tuvimos 14.500"  y fue el mes con el pico más alto en la primera ola. Hasta ayer ya se alcanzó los 14.000 en 21 días de enero y hoy podría superar ese pico.

Ríos insistió que recomiendan una cuarentena rígida para contener el contagio.



Comentarios