Escucha esta nota aquí

Ante la incontenible expansión de la epidemia de coronavirus en Santa Cruz, ya que ayer se anunciaron diez nuevos contagios (hay 34 hasta el momento), autoridades de la Gobernación han decidido internar a todos los pacientes positivos en las unidades de aislamiento, con la esperanza de cortar la transmisión en el entorno familiar.

En la actualidad, hay ocho pacientes confirmados con el virus hospitalizados en el centro del Distrito Municipal 5 (DM-5) provenientes del sistema público de salud, de la seguridad social y de la privada.

Empero, la idea es tenerlos en cuarentena por lo menos a la mayoría de los 34. “Haremos la transferencia de los demás pacientes para que todos estén en las unidades de aislamiento, como corresponde para ir cortando la cadena de transmisión. Es donde deben estar para darle la medicación y alejar la posibilidad de que tengamos un contagio en la familia”, explicó Marcelo Ríos, director del Sedes, quien agregó que el traslado que posiblemente se inicie hoy, se lo hará paulatinamente y en reserva, como corresponde.

“Todos los positivos serán internados en los hospitales para cortar la transmisión, excepto aquellos que estén en un lugar seguro y que estén por acabar el periodo de la cuarentena”, indicó Óscar Urenda, secretario de Salud local.

A decir de Marcelo Ríos, la mayor parte de los 34 afectados no presenta síntomas de la enfermedad. “Tenemos dos o tres personas que están hospitalizadas que han tenido algunos episodios febriles, malestar general o una pequeña dificultad respiratoria. Por lo menos hasta anoche (del jueves) no teníamos nadie que revista gravedad”, indicó el jefe del Sedes.

Una vez que el hospital del DM-5 llegue al tope de su capacidad, los pacientes serán llevados al centro de aislamiento de la Pampa de la Isla, al del Distrito Municipal 10 y al hospital San Juan de Dios.

Diez casos en un día

Santa Cruz reportó 10 casos el jueves, siete de ellos en horas de la noche, con los que ayudó a batir el récord nacional en Bolivia, que en la misma jornada registró 22 contagios. 

El departamento cruceño sumó en total 34 casos, seguido por Cochabamba, con 10; La Paz y Oruro, con ocho cada uno, y Potosí que presentó su primer infectado por el virus.

De los casos confirmados, 18 son importados y 16 por transmisión local. Del grupo, 11 pacientes tienen edades entre 21 y 30 años, mientras ocho son personas de entre los 51 a 60.

Se espera el informe de Cenetrop sobre los exámenes laboratoriales a 10 sospechosos, pero Ríos reveló que la noche del jueves llegaron más casos bajo sospecha y esta mañana también, por lo que el Centro Nacional de Enfermedades Tropicales tiene programadas varias tomas de muestras.

Asimismo, 104 casos sospechosos han sido descartados.

Hay más de 300 contactos en la mira

El equipo de contención del Sedes tiene bajo vigilancia epidemiológica a 315 personas que tuvieron contactos o relación con los pacientes que dieron positivo.

“Está claro, por la cantidad de contactos, que ya tenemos la circulación del virus a nivel comunitario, por eso necesitamos que entiendan el riesgo que existe de estar expuestos”, exhortó Ríos.

Comentarios