Escucha esta nota aquí

Tras el hallazgo de un pequeño tesoro escondido en el parque Noel Kempff Mercado, bautizado como “Catarata Perdida”, la emblemática reserva natural de nuestro país ahora cuenta con nueve cataratas inmersas en medio de bosques y selvas vírgenes. 

Contactamos al guardaparque Elmar Peña, jefe de Protección del Parque Nacional Noel Kempff Mercado, para conocer en detalle el trabajo de expedición que se realizó en abril pasado, en el interior del extenso parque declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2000. Antes de iniciar su relato, detalló el nombre de las ocho cataratas registradas: Percy Fawcett, Federico Ahlfeld, Arco Iris, Salto Susana, La Amistad,  Las Gemelas, El encanto y  Salvatierra. Con la Catarata Perdida suman nueve caídas de agua.

Conocedor de que en el lugar hay zonas que aún no han sido exploradas (estima que un 50 por ciento), planearon la expedición junto a un equipo de 4 guardaparques integrado por Ignacio Donald Áñez, Nelvio Rocha, Humberto Figueroa, Virgilio Vaca, Edgar Peña y el voluntario Jean Luc Sánchez, quien no llegó hasta el lugar porque fue mordido por una víbora y tuvo que ser evacuado hasta Cáceres (Brasil) para recibir atención médica. 

El 15 de abril pasado partieron de Santa Cruz hasta San Ignacio de Velasco, ahí se encontraron con otro grupo que salió de Piso Firme. Desde esa zona, todos juntos se dirigieron rumbo a Ilha Bela (Mato Grosso). Tras 125 kilómetros de viaje, llegaron a la hacienda Vale Verde, ubicada en la meseta de Huanchaca (Bolivia). Gracias a la amabilidad del dueño del lugar lo convirtieron en su centro de operaciones. 

“En este recorrido teníamos varios objetivos. Llegar por primera vez a la catarata Percy Fawler, en homenaje al explorador inglés que realizó los límites de marcación en la zona en 1909. Es muy hermosa, tiene aguas cristalinas. Por imagen satelital vimos el registro de otra caída más arriba”, recuerda Peña con entusiasmo. Tras recorrer 7 kilómetros río arriba, bordeando el sendero, después de casi tres horas de caminata encontraron la nueva catarata. 





Catara Perdida/Foto: Elmar Peña

“Hermosa e imponente”, así la define el guardaparque. Recuerda que a pocos kilómetros de encontrarla ya escuchaba el zumbido de las caídas del agua. En cuanto al nombre de “Catarata Perdida” explicó que se debe a una ciudad escondida en la zona.

Fue el domingo 24 de abril cuando llegaron a Río Verde (frontera con Brasil), zona sur del área protegida, ubicada en la parte de arriba de la meseta de Huanchaca. Tiene registrado el momento exacto del hallazgo: 10:30 de la mañana. Después de filmar por primera vez el lugar, tomarse fotos todos juntos con la bandera boliviana como escudo, pudieron refrescarse en la pequeña isla de aguas cristalinas con la satisfacción de la misión cumplida y de ser los primeros en disfrutar del  nuevo paraíso natural. 




Los guardaparques disfrutan de las aguas cristalinas de la nueva caída de agua/Foto: Elmar Peña

Datos importantes

La nueva caída de agua tiene entre 12 y 18 metros de altura, entre 70 y 80 metros de ancho y  entre 80 y 120 metros de largo. 

En el medio del río hay una isla que parece flotante, el agua cristalina corre por ambos lados. 

Es un sitio completamente virgen, de difícil acceso para los turistas.

Vea el video:





Comentarios