Escucha esta nota aquí

Foto: Archivo

El alcalde Percy Fernández ratificó la postura del gobierno municipal cruceño con respecto a los puentes sobre el río Piraí, indicando que no dará luz verde a ningún proyecto que afecte la llanura de inundación, que vaya en contra de la planificación urbana y que se anteponga al interés público.

El burgomaestre de la ciudad difundió el domingo dos publicaciones a través de las redes sociales, en las que expresa su postura sobre el decreto anunciado por el Gobierno que viabilizará la construcción de una ruta nacional hacia Cochabamba, que incluye un puente a la altura de la avenida Roca y Coronado.

En la primera publicación, Fernández manifiesta que, como alcalde de la urbe, la defenderá hasta lo último para que no la perforen con puentes y ratifica sus declaraciones vertidas en un acto público, en marzo de 2018. Acompaña con un video de aquella vez.

“Yo me he echado el compromiso y lo reitero ante ustedes de no ceder mientras no nos ganen en los razonamientos. Estamos planteando razonar, nada más. 

Con un solo puente ya tenemos problemas. Porque los vecinos de al frente son platudos y desean hacer efectivas sus tierras, que valgan más”, dijo aquella vez ante los vecinos. “Si ustedes son platudos, nosotros tenemos la ley y la Constitución. Estamos en defensa de todos nosotros, de Santa Cruz”, dice en parte del material.

En la segunda publicación, el burgomaestre cruceño aclara que no será bienvenido “ningún acto que vulnere la autonomía municipal o el derecho de Santa Cruz de la Sierra de decidir sobre su territorio” y refiere que “ninguna otra carretera nacional se justifica, además de las que ya tiene la ciudad,” y que “ningún interés privado justifica la vulneración del interés público”.

Asimismo, defiende los planes de movilidad urbana, que no contemplan más puentes en la zona del cuarto anillo, excepto el gemelo del puente Mario Foianini. “Somos una ciudad con planificación, con servicios y con infraestructura pública pensada para los 15 distritos”, asegura la autoridad municipal.

Fuera del sexto anillo

La presidenta del Concejo, Angélica Sosa, dijo que se suma al sentir del burgomaestre de la ciudad, indicando que no se justifica el nuevo proyecto porque Santa Cruz de la Sierra ya tiene dos carreteras que la conectan con Cochabamba: por el Norte Integrado y por La Guardia.

“El alcalde defiende la vida urbana de Santa Cruz de la Sierra, cien años anterior al proyecto inmobiliario de los inversionistas sin servicios públicos ni infraestructura municipal, y defiende el cordón ecológico que la une al río Piraí. La avenida Roca y Coronado es una avenida rodeada de barrios antiguos y fraternidades que limitan con la tranquilidad de los 100 metros de franja de bosques del cordón ecológico, no es una carretera ni lo será para Santa Cruz de la Sierra”, indica Sosa.

Explica que la propuesta del gobierno municipal es que se construyan dos puentes fuera de la llanura de inundación; uno en el sexto anillo y zona de la doble vía a La Guardia, por el sur; y el otro, a la altura del octavo anillo, por el norte. “Esta sería una solución metropolitana, equitativa para todos, con fluidez para el tráfico pesado y el desarrollo de Porongo y sus comunidades”, puntualiza.

Carrillo responde

La respuesta del alcalde de Porongo, Julio César Carillo, vino de inmediato para justificar la necesidad del nuevo proyecto. “Quiero recordarle al Ing. Percy que nosotros también vamos a pelear por el desarrollo y la interconexión de nuestro municipio. 

Decirle que la región metropolitana de Santa Cruz es la de mayor crecimiento, con más de 2,5 millones de habitantes, se necesita una interconexión no solo de la ciudad capital con Porongo, sino también con Warnes, Montero, La Guardia El Torno, Cotoca y Pailón”, dijo.

Agregó que para hacer viable el puente por la av. Roca y Coronado se han hecho ajustes al proyecto, incluyendo cambios sugeridos por la Alcaldía cruceña. “A pedido de Santa Cruz de la Sierra el puente llegará al segundo dique de contención, es decir, no vamos a tumbar ni un solo árbol. 

En el lado de Porongo también hubo ajustes. Este puente de la Roca y Coronado nace con 400 metros y ahora tiene una longitud de 1.080 metros. Recordarle al Ing. Percy que los pedidos hechos por su persona se han tomado en cuenta”, agregó, al insistir que el proyecto no vulnera la autonomía municipal porque el Gobierno también tiene facultades para autorizar obras que promuevan el desarrollo nacional.

Por su parte, el concejal Joaquín Salazar dijo que tampoco renunciarán al puente Bicentenario del gobierno municipal, que estaría ubicado entre las avenidas Centenario y Busch.