Escucha esta nota aquí

En las últimas semanas, el nombre del exalcalde cruceño Percy Fernández Añez salió a la palestra porque ha sido involucrado dentro del caso ítems fantasmas. Fue la misma exalcaldesa, que gobernó junto a él, quien dijo desde el principio que todos los ítems tenían la rúbrica del edil.

Fue brillante a la hora de planificar, en sus mejores tiempos, cuando también era firme frente a ciertos adversarios, como las logias, los transportistas y los gremialistas. Sin embargo, todo eso fue mutando. En los últimos años casi no tenía contacto con los medios, debido al malestar que le generaban las preguntas y fue cuestionado por excesos que tuvo.

EL DEBER consultó a analistas y profesionales cruceños sobre la figura de Percy Fernández. Lo ven brillante en la política y la gestión pública, pero con un final triste y sombrío.

Percy Fernández, nacido en Santa Cruz de la Sierra en febrero de 1939, es ingeniero civil de profesión, graduado con el grado máximo en la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina. Al regresar al país comenzó a trabajar en su ámbito construyendo puentes, carreteras, edificios y muchas otras obras.

El abogado y amigo de la exautoridad municipal, Marco Peredo, afirmó que Percy Fernández hizo realidad los sueños de Santa Cruz, por lo que sus obras demuestran que el exburgomaestre siempre tuvo una auténtica pasión, no sólo por pensar y meditar las cosas, sino también por hacerlas.

“Ha realizado una transformación y cambio de escala de la infraestructura pública gratuita del municipio de Santa Cruz de la Sierra, cambio que difícilmente tenga parangón en alguna otra ciudad latinoamericana”, complementó Peredo, quien ahora es el vocero de la familia del exalcalde.

Percy Fernández no solo fue alcalde del municipio cruceño en seis periodos: 1990-1991, 1992-1993, 1993-1994, 2005-2009, 2010-2014 y 2015-2020, sino también: presidente del Comité de Obras Públicas de Santa Cruz, primer presidente de la Corporación Regional de Desarrollo de Santa Cruz, presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, senador por Santa Cruz, ministro y candidato a la Vicepresidencia de Bolivia por el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR).

El exconcejal y excandidato a la Alcaldía cruceña, Óscar Vargas, señaló que Fernández Añez es una persona que “ha tenido grandes luces” para Santa Cruz de la Sierra, por lo que así se lo tiene que recordar. “Tenía una visión buena, con su estilo, sus odios y sus fantasmas, pero con sus luces grandes, así lo recuerdo y ojalá pueda superar los últimos impases porque creo que no son responsabilidad de él”, dijo.

El exconcejal agregó que la exautoridad municipal, en sus últimos años como alcalde, no supo ver que el tiempo también juega un papel importante en el liderazgo, ya que consideró que su entorno lo utilizó los últimos años. “Particularmente, yo no me arrepiento de haber votado por él en el Concejo para que vuelva a la Alcaldía, pero ahora me da una sensación amarga porque ha existido gente que se ha aprovechado de él”, consideró Vargas.

Por otro lado, el exconcejal y exministro de Estado, Reymi Ferreira, señaló que lo caracteriza al exalcalde es que fue muy flexible y pragmático al momento de hacer obras por la ciudad, además de ser una persona “muy abierta”, porque cuando fue presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz invitó a dirigentes del Partido Comunista (PC) de Bolivia a participar en un encuentro en la sede del ente cívico, recordó Ferreira.

“Evidentemente, durante su trayectoria como alcalde ha ido cambiando. Primero se caracterizó por ir de frente contra las logias en Santa Cruz y ya luego, en este último periodo, ha ido perdiendo el control y la dirección del Gobierno Municipal, por lo que, en estos últimos años, él no ha gobernado, porque me parece que ya se encontraba afectado por las enfermedades que públicamente hoy se conocen”, detalló Ferreira.

Un promotor

El analista Daniel Valverde, señaló que Percy Fernández fue un promotor de lo que es el desarrollo de Santa Cruz de la Sierra, pensando siempre en grande e infraestructura. “Aunque cayó en el obrismo, porque básicamente su mentalidad de gestor municipal, fue por obras de cemento: escuelas, calles pavimentadas, los parques municipales y el Cambódromo, que es una muestra de que (Percy Fernández) pensaba en grande”, dijo.

El experto agregó que en su última etapa de gestión pública se vio cómo la figura del exburgomaestre se fue diluyendo, poniendo como ejemplo lo ocurrido después de las elecciones municipales de 2015, cuando fue puesto de manera simbólica en el cargo, debido a que existía un entorno que se aprovechó de él porque era un candidato que garantizaba votos.

“Entonces ese uso que hicieron de él, le está pasando una factura porque muchas de las cosas que se irán descubriendo (en el caso ítems), van ser fácil endosarle esa responsabilidad”, dijo Valverde.

A su vez, el arquitecto Fernando Prado, que trabajó junto a Percy en sus primeras gestiones municipales, destacó que es una persona creativa y abierta a cosas nuevas, que es un rasgo que falta en muchos políticos actuales, detalló. “Tenía una buena visión de futuro y era bueno para planificación, además de manejar bien las cifras”, aseguró.

Prado añadió que si se comprueba que tiene el Alzheimer, que es una enfermedad que tiene años de proceso, significaría que en la última gestión municipal lo tuvieron padeciendo este mal y así lo hacían firmar documentos en la Alcaldía.

“Él también tenía la tendencia a no enfrentar los problemas y a delegarlos, porque por su carácter perdía la paciencia fácilmente, entonces la arquitecta (Angélica) Sosa en eso resultó ideal. Por lo que es verdad que lo han usado, pero también un rasgo de su personalidad era operar y delegar a través de otras personas en el municipio”, señaló Prado.

En tanto, el analista y periodista Carlos Valverde destacó que el exalcalde sobresalió de una generación de cruceños brillantes. También señaló que es correcto que su familia busque que sea apartado del caso de los ítems, “porque mentalmente no está como para ir a un juicio, además no tiene relación de tiempo y espacio. Lamentablemente hay que decirlo, no sabe quién es o se acuerda muy poco, entonces que se va acordar de cualquier otra cosa, peor con un montón de gente extraña”, destacó.

Lo último que se sabe es que no puede valerse solo y que ha perdido la percepción del espacio y el tiempo. Su suerte ahora depende del resultado de un peritaje forense.

Comentarios