Escucha esta nota aquí

En las poleras negras resalta la foto de uno de los encapuchados, que con arma en manos, retuvieron durante siete horas a un grupo de 17 personas, entre periodistas, policías y trabajadores en el predio Las Londras, ubicado en el municipio de El Puente.  En letras blancas denuncian la "impunidad" que gozan los integrantes del grupo irregular armado responsable de las agresiones que padecieron el 28 de octubre de 2021. Han transcurrido tres meses del hecho y la investigación apenas avanza.

Esta viernes por la mañana, un grupo de periodistas se autoconvocó ante el Comando Departamental de la Policía. Con gritos de "justicia" expresaron su malestar ante la falta de interés que ha mostrado la policía para esclarecer este caso y poner tras las rejas a los cabecillas. 

Si bien hay un dirigente de los grupos interculturales en prisión preventiva por los hechos, todavía resta cumplir cinco órdenes de aprehensión y ejecutar 22 citaciones vinculadas al caso.

"No hay voluntad", denuncia el periodista Juan Delgadillo, quien ha sido uno de los responsables de la convocatoria para esta movilización en "respaldo a los trabajadores de la prensa". Los hechos ocurridos en Las Londras, hace tres meses, "han lastimado a toda la institución, a todos quienes realizan el ejercicio del periodismo", dijo.

Un grupo de periodistas, policías y trabajadores agrícolas, llegaron a Las Londras el 28 de octubre de 2021 para una inspección, tras una denuncia de avasallamiento de tierras. La Cámara Agropecuaria del Oriente organizó un recorrido por la zona para denunciar los avasallamientos en las propiedades productivas. Mientras aguardaban, junto a la policía, la gestión para conocer la versión de los interculturales fueron emboscados y acorralados por un grupo armado que usaban capuchas.

Permanecieron algo más de siete horas bajo la custodia de este grupo. Durante todo ese tiempo sufrieron golpes de puño, patadas y amedrentamientos. Antes de ser liberados, los secuestradores recalcaron sus amenazas.

Tres meses después, la impunidad sigue imperando en este caso.

"Está en nosotros hacer respetar nuestro trabajo", dijo Delgadillo. "¿Qué puede pasar después?", cuestiona ante el frontis del Comando Departamental de Policía.

Por ahora, solo cuentan con "el coraje de saber reclamar" y la esperanza de que no se olviden estos hechos. Cada 28, volverán a juntarse para recordar a las autoridades policiales su obligación de hacer justicia.

El periodista Percy Suárez, una de las víctimas, se siente frustrado por la falta de avances en el caso. Percy fue quien registró una de las pocas imágenes sobre los sucesos, antes de que destrozaran su cámara con un disparo de arma de fuego.

"En el caso no se mueve una hoja, quedó ahí", matiza. Suárez participa a diario en las coberturas periodísticas y observa cómo el Ministerio Público y la Policía intervienen en otras investigaciones. "Para eso sí hay recursos", lamenta.

Como parte del grupo de periodistas secuestrado dice: "No nos tenemos que olvidar de los hechos, en algún momento nos tienen que hacer justicia".



Comentarios