Escucha esta nota aquí

Eran las 8:30 de la mañana cuando empezaron a rugir los motores de cientos de vehículos varados en la zona de Tiquipaya, ruta a los Valles cruceños. Eran conductores, en su mayoría del transporte pesado, que se aprestaban a continuar su viaje aprovechando el desbloqueo esporádico.

La inquietud todavía es latente entre pobladores y transportistas. Todos aguardan para que el desbloqueo sea permanente y no solo un cuarto intermedio como ocurrió los días anteriores cuando se abrió el paso durante dos horas para desahogar la carretera.

Todavía se observa un centenar de bloqueadores en la zona. A pesar de que se permite el tránsito, el recelo todavía está instalado entre pobladores, transportistas y movilizados. ¿Qué pasará en un par de horas? Es una respuesta que nadie sabe responder.

La directora de Mercados Mayoristas del Gobierno Municipal, Carol Viscarra, corrobora que los mercados se encuentran abastecidos de frutas, verduras y hortalizas que llegan desde los Valles cruceños. El municipio mantiene controles permanentes en los mercados mayoristas y minoristas para evitar que los comerciantes especulen con los precios en este escenario de incertidumbre.

Tanto Viscarra como productores consultados por EL DEBER confirman que los transportistas han recurrido a vías alternas para llegar a sus destinos, aunque denuncian que, en algunos puntos de bloqueo les cobran desde Bs 20, a los vehículos livianos, hasta Bs 100, a los camiones de carga

No logran descifrar si los cobros son exigidos por los bloqueadores o por personas que quieren sacar provecho de la situación.

Salvo el bloqueo en Tiquipaya, el resto de la ruta a los valles está expedita, aunque no se descartan bloqueos esporádicos que entorpezcan el tránsito de manera temporal.

En el departamento de Santa Cruz permanecen vigentes los bloqueos en Yapacaní, Cuatro Cañadas, Los Troncos y San Julián. En la ruta a Cochabamba se registran tres puntos de bloqueo: Santa Fe, Puente del río Yapacaní y en el km 21.