Escucha esta nota aquí

Es viernes y los canes lo saben. El famoso dicho que tantas sonrisas nos saca hoy puede convertirse en una fuente inagotable de alegrías para la familia. El Albergue Municipal para Canes y Felinos organiza una feria de adopciones en la tarde de este viernes, desde las 14:00 hasta las 18:00.

La jefa de control social y comunicación del centro, Ivanna Bianucci, anima a las personas interesadas a pasar por el Albergue y dejarse "conquistar" por los animales residentes. "Son una veintena de perros y 24 gatos de todas las edades, listos para cambiar de hogar", señala.

Requisitos para la adopción

La adopción de una mascota del albergue municipal para canes y felinos resulta bastante sencilla. El centro está ubicado en el 8vo anillo, entre Virgen de Cotoca y Canal Guapilo. Allá deberán acudir los interesados con una carpeta y algunos documentos.

Bianucci explica los requisitos necesarios y destaca que son parte de un proceso de seguimiento para garantizar el buen cuidado del animal. "Hacemos un seguimiento con visitas a la casa o a través de fotos que pedimos por WhastApp para constatar el buen trato y la integración en la familia", revela.

El folder debe contener una fotocopia del carnet de la persona interesada (mayor de 18 años), fotos del domicilio donde se evidencie la condición de una casa segura y cerrada, además del recibo de luz o de agua. También se requiere el consentimiento de toda la familia para la adopción y una carta de recomendación o referencia.

Los animales en adopción también se pueden observar desde la página de Zoonosis del Gobierno Municipal.Los animales del centro son perros y gatos abandonados o rescatados por falta de la adecuada atención que reciben en los hogares. Bianucci destaca la atención que se ofrece en el albergue donde las mascotas son recuperadas, atendidas por veterinarios y esterilizadas para la entrega a sus próximos dueños. "En los tres meses que estamos en el centro ya se han adoptado 74 animales", celebra.

Cada patología reclama un tiempo diferente de curación. Junto a los veterinarios trabaja un equipo de voluntarios en las terapias. Los casos más complejos se vinculan a los perros mordedores. Bianucci explica que se debe identificar las razones que provocó las mordeduras a personas para acompañar el proceso de recuperación.

En estos casos, señala, "permanecen 14 días en observación antes de iniciar las terapias. Una vez recuperado se le devuelve a sus dueños, pero éstos no siempre lo aceptan de regreso".

El caso de otras mascotas que permanecen en el albergue se debe a la falta de una atención adecuada por parte de sus dueños o el abandono. La denuncia de los vecinos suele ser la alerta que pone en movimiento al equipo de trabajo del albergue.

Bianucci deja en claro y desmiente los rumores que se refieren a la eutanasia de los canes. "En zoonosis no se eutanasia a los animales, se espera el tiempo necesario para que sean adoptados", señala.


LEA TAMBIÉN

Comentarios