Escucha esta nota aquí

Más de 300.000 dosis de vacuna contra la influenza serán aplicadas en el departamento de Santa Cruz como parte de la cruzada para prevenir esta enfermedad.

Roberto Torrez, jefe de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), informó que las mismas ya han sido distribuidas y se han comenzado a aplicar en el personal de salud.

Los médicos y enfermeras son los primeros en recibir la dosis por el grado de exposición que tienen, pues ellos atienden casos contagiosos relacionados a las Infecciones Respiratorias Agudas (IRAs).

Se estima que la próxima semana se continúe con el trabajo de vacunación con los grupos de riesgo que son menores de cinco años, mujeres embarazadas, personas con enfermedades de base y adultos mayores.

Torrez recalcó que las vacunas no tienen ningún costo económico y que la ciudadanía puede acudir a cualquier centro médico para solicitar que se le aplique la dosis, esto dependiendo de la continuidad que tenga la cuarentena por el coronavirus en el departamento.