Escucha esta nota aquí

Por dos horas, el pasado viernes, las enfermeras tuvieron que acarrear agua en bidones.

La Emergencia del Hospital de Niños Mario Ortiz se quedó sin el líquido vital, unos dicen que debido a fallas en una bomba obsoleta, que ya está por colapsar, otros aseguran que fue por falta de pago.

Pero el agua no es lo único que escaseó en ese centro hospitalario de tercer nivel. Desde hace un mes, tampoco hay remedios. Por esa razón el personal se declaró en emergencia la semana pasada; sin embargo, no hubo respuesta satisfactoria y, por eso, en asamblea, el viernes 29 de octubre el sindicato determinó el paro de los servicios y la protesta para esta jornada.

No hay insumos, ni siquiera anestésicos, y no hay cómo atender a los pacientes. En asamblea, la gerente dijo que ya pidió recursos, pero que no le dan plata para comprar lo que falta”, explicó Marcelo Terán, del sindicato.

De no recibir una respuesta con esta medida, Terán informó que esperarán un día, y luego de eso iniciarán el paro de 48 horas en los servicios de cirugías programadas y consultas.

Han llegado a tal extremo, dijo Terán, que cuando llegan los pacientes de escasos recursos, el personal de salud tiene que hacer ‘vaquita’, o hablar con gente de las fundaciones para que colabore con ciertos pacientes.

Otro reclamo es que hay personal médico impago, “dicen que porque no llenaron bien los formularios de solicitud; siempre hay un montón de pretextos, son los contratos del Ministerio de Salud”, agregó Terán, aclarando que la deuda del Gobierno nacional con el Hospital de Niños es de 267 ítems, y que además del retraso en los pagos, otro problema es la no renovación de los contratos.

El cirujano Genaro Gómez recordó que el Hospital de Niños es el único pediátrico que recibe niños de todos lados, “es el único pediátrico de referencia que trabaja 24 horas y para nosotros es un conflicto, un drama no tener insumos”, insistió.

A las demandas, el director de Gestión Hospitalaria de la Gobernación, Edil Toledo, respondió que, en el tema de presupuesto, en la otra gestión dejaron deudas, es decir que lo que se presupuestó en el POA ya se terminó.

“Lo que estamos haciendo es una revisión de presupuesto y eso lo hablaremos mañana con el asesor del gobernador para disponer de otro fondo de regalías, que permite cubrir esas demandas. No es culpa de los gerentes, ya existía déficit para cubrir la gestión”, dijo.

Toledo reconoció que se está disponiendo para personal de salud los recursos que tendrían que ser destinados a insumos. Dijo que la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem) se comprometió, inicialmente, con 386 contratos, y que ahora son 210, pero hasta ahora no llegaron los contratos, “hace un mes que debieron renovarse, y eso también se está cubriendo”, confesó.

El pasado viernes, Toledo estuvo en La Paz, donde le hicieron el desembolso del presupuesto SUS, que son Bs 42 millones, que cubre las demandas que estaban presupuestadas, pero cuestionó que todos los años se presupuesta el mismo monto, a pesar de que, al menos en el último tiempo, aumentaron las camas de Terapia Intensiva (UTI).

Toledo aseguró que se manda la solicitud del requerimiento de recursos humanos, que por competencia corresponde al Ministerio, y que la deuda con Santa Cruz está por encima de los 11.000 ítems. “Hace cuatro o cinco años que no han mandado ítems, este 2021 nuevamente hemos mandado carta, solicitando la dotación porque se abrieron servicios y los montos que nos dan son menores, el problema es que la mitad del presupuesto se va a recursos humanos, que no es competencia exclusiva de la Gobernación”, dijo.

Otros centros

El director departamental de Gestión Hospitalaria dijo que el problema de los insumos es mayor en el Oncológico y el Hospital de Niños, y que en el primer caso mucho tiene que ver que los precios que impone el Central de Abastecimiento y Suministros de Salud (CEASS) es bajo, poco competitivo y que no interesa a las empresas, razón por la que faltan remedios, como los que combaten leucemia.

En lo que respecta a la falta de personal, dijo que los hospitales más complicados son San Juan de Dios y Japonés, por la implementación de más camas para la Unidad de Terapia Intensiva Covid-19.

PERSONAL IMPAGO

Hay médicos a los que se adeuda por su trabajo desde febrero. Desde el Hospital Japonés dijeron que hace un mes debían renovarse los contratos, que no ha sucedido, y que a diferencia de antes, no trabajarán si no están los documentos firmados.

HOSPITAL DE MONTERO

No está funcionando. Ya fue entregado por la empresa constructora al Ministerio de Salud. Debería ser transferido a la Gobernación en un mes, pero según Edil Toledo, el Ministerio no quiere hacerse cargo de los ítems, a pesar de que es su competencia según la Ley 031. Requiere como 500 ítems.

Comentarios