Escucha esta nota aquí

"Me vacuné para dar el ejemplo, es una vacuna común y corriente como otras, lo hice porque todo se tergiversó mucho, se contaminó, entró la parte política, más el miedo, la ignorancia, fue una mezcla de cosas", dijo Mauricio Quezada, especialista en medicina interna del domo de cuidados intensivos (UTI) para pacientes Covid-19, del Hospital Japonés.

Quezada fue uno de los diez voluntarios que recibieron la primera de dos dosis de la vacuna rusa Sputnik V, y dice que no presentó grandes efectos adversos, solo dolor en el hombro, en el lugar del pinchazo, un poco de cansancio y dolor de cabeza, "muy leve, que se resolvió con Ibuprofeno", dijo.

El internista aseguró que se sintió privilegiado al ser uno de los primeros en vacunarse, ya que en su familia son médicos su padre, su esposa, su suegra, quienes tienen que esperar para ser inmunizados.

Quezada ya pasó por el Covid-19, así que prefirió prevenir un segundo contagio. "Tomé la decisión porque no quiero que se mezcle el tema científico con el político. Todos necesitamos inmunizarnos", exhortó.

Sandra Ríos, responsable de las enfermeras del domo UTI Covid-19 del Japonés, fue la primera boliviana en recibir la vacuna contra el Sars-CoV-2. Contó a EL DEBER que todos los vacunados estuvieron monitoreándose para evaluar si presentaban efectos adversos notorios, cosas que no sucedió.

"Fuimos diez personas en constante comunicación, todos dicen que no han manifestado molestia grave, y que es más que todo tuvieron el dolor en la punción. Aparte de eso, todos aseguran que están bien", dijo, a casi 36 horas de recibida la dosis.

De las 10 personas vacunadas, dos fueron médicos, cinco licenciadas en Enfermería y tres auxiliares, nueve de ellos del domo UTI Covid-19 y uno de la UTI 1, o no Covid-19.

El resto del personal que trabaja atendiendo a pacientes Covid-19 en UTI y en Emergencias será vacunado este lunes 1 de febrero. "Suponemos que habrá vacunas para todos", dijo uno del personal.

Entre las razones para vacunar solo a diez personas, otro de los médicos del Japonés explicó que solo se dispusieron diez vacunas porque un día antes se pidió una lista de diez personas para el acto. 

Comentarios