Escucha esta nota aquí

Las personas que fueron captadas para que sus nombres aparezcan en supuestas planillas para el cobro de su sueldo por terceros serán consideradas “víctimas” si acuden a testificar de manera voluntaria, informó el Ministerio Público. Además, la entidad pública informó que estos sujetos ingresarán como testigos protegidos por la Unidad de Protección a Víctimas y Testigos (Upavt).

En la última semana, varias personas acudieron a prestar su declaración en calidad de testigos en la cámara Gessell, donde contaron cómo fueron reclutados en 2014 para que ingresen a trabajar a la Alcaldía cruceña. Relataron que primero les pidieron sus nombres y luego les abrieron una cuenta bancaria, donde les depositaban sus supuestos salarios. Después, no los volvían a contactar, aseguraron.

La Fiscalía investiga por este caso a Antonio Parada Vaca, Guillermo Parada Vaca, Javier Carrasco Montero, Javier Cedeño Catacora, Julio César Herbas Aguilera y a la exalcaldesa interina Angélica Sosa, que fue la última en ser adherida a la investigación.

La fiscal Marcela Terceros que, junto con Javier Cordero y Yolanda Aguilera, forma parte de la comisión del Ministerio Público que investiga el caso, destacó que las personas que hayan estado en esta situación, proporcionando su nombre para las planillas, pueden presentarse a dar su testimonio “porque entendemos que ellos fueron víctimas de la situación”.

“Muchas personas, como las que ya han declarado en la cámara Gessell, se vieron en la necesidad de aceptar esta situación porque les prometieron que, en algún momento, iban a quedar con el contrato o el ítem, por lo que iba a poder percibir el sueldo completo”, afirmó Terceros.

La fiscal también confirmó que hasta la fecha se presentaron a declarar cuatro testigos. Terceros dijo que estas personas se declararon “engañadas”, ya que en algunos casos afirman que desconocían que eran funcionarios públicos. En algunos casos, dijo la fiscal, no recibían ninguna remuneración y, en otros, percibían solo el 7% del salario.

Según las investigaciones de la Fiscalía y la declaración de algunos testigos, Herbas, hasta el momento único detenido por este proceso, era el encargado de captar a personas para que presten sus datos y figuren como funcionarios municipales sin trabajar.

A cambio recibían entre Bs 300 a 400 mensuales y se les prometía que en algunos meses serían contratados para trabajar de manera regular.

Más pruebas

El concejal de la alianza Comunidad Autonómica (C-A) Federico Morón informó que se entregó una lista de 7.335 contratos laborales que corresponden a la comuna cruceña, de los cuales 4.915 tendrían irregularidades. Esta documentación, que se dio a conocer en la tarde de ayer y se encuentra como prueba en la Fiscalía, corresponden a la gestión de diciembre de 2020 a 2021.

Las irregularidades, agregó Morón, tienen que ver con una casilla, dentro de la lista, que señalaba las observaciones. “Estas eran que ese funcionario, con un carnet, con un sueldo anual y un nombre, le pertenecían, por ejemplo, a un concejal, un presidente de colegio de profesionales y otros”, dijo.

El concejal acotó que si bien ahora se están refiriendo a “ítems fantasmas” también se han utilizado contratos con personas que asisten y no iban a trabajar. “Es la figura del contrato que nosotros aportamos a la investigación, con esta lista que tiene dos casillas, una donde dice quién avala y la otra con las observaciones”.

Morón acotó que la lista también será entregada a la comisión especial del Concejo Municipal que se ha conformado para la investigación del caso.

Comentarios