Escucha esta nota aquí

Las lluvias ayudan, pero no garantizan en su totalidad que el fuego se disuelva en las provincias cruceñas. Según el reporte dela Gobernación, hasta las primeras horas de la mañana se registran 60 focos de quema nuevos (color rojo) y existen 13 zonas con focos persistentes. Además, se reactivaron incendios forestales en diferentes zonas; el área más comprometida es la que está cercana al canal Tamengo (Puerto Quijarro).

La secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asín, manifestó que hay cuatro incendios de magnitud activos en el departamento, entre ellos en la zona del Área Natural de Manejo Integrado (ANMI) San Matías, y resaltó que se están realizando labores para frenar la expansión del fuego

En lo que va del mes suman 2.685 focos de quema. El 69 % del departamento presenta riesgo de ocurrencia de incendios forestales bajo la escala de 'Extremo'.

"En algunos lugares hay lluvias, pero en Puerto Suárez, Puerto Quijarro y San Matías las lluvias no son de la intensidad que quisiéramos para liquidar en su totalidad los incendios, pero van a proveer de humedad y será de ayuda", manifestó Asín.

De acuerdo al reporte agrometeorológico del área de Desarrollo Productivo de la Gobernación, se prevé que las precipitaciones se extiendan hasta la siguiente semana, pero hay temor también puesto que se registrarán temperaturas por encima de los 35 grados centígrados y vientos que superarán los 50 kilómetros por hora.


Los municipios donde mayormente persisten los focos de quema son San Ignacio de Velasco, Puerto Suárez, San Miguel y San Matías, principalmente en zonas de uso agropecuario extensivo, forestal y agrosilvopastoril.

Además, vale recordar que en los departamentos de Santa Cruz y Beni está prohibida la actividad de fuego. Así hubiesen tramitado su permiso, las mismas están suspendidas debido a las condiciones extremas del clima, de acuerdo a las determinaciones del Gobierno expuestas por la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT).

Situación en el Canal Tamengo

La principal preocupación en los últimos días se centró en los incendios cercanos al Canal Tamengo, donde se ubican Puerto Gravetal y Puerto Aguirre, zona donde existen depósitos de combustible responsabilidad de YPFB, así como barcazas con mercancías de importación y exportación.

Asín explicó que hasta el lugar llegaron brigadas y equipos para realizar labores conjuntas con bomberos, el Ejército y la Armada, ya que el fuego no solo se presentó de manera superficial, sino también de manera subterránea en el terreno del Canal Tamengo.

Esto conllevó a crear líneas de defensa (130 metros) para proteger las barcazas y se están concertando reuniones con el comité de crisis para trabajar en la planificación para la liquidación total del fuego.

La labor temprana del comité de crisis y personal de distintas instituciones logró sofocar el fuego en la zona más peligrosa, pero se está realizando un rastrillaje para que el fuego no se propague; la situación de emergencia se mantiene en esta zona de Puerto Quijarro.

Así lo reportó el capitán de Navío Andrés Peredo, comandante del Quinto Distrito Naval Santa Cruz de la Armada Boliviana, en un contacto con EL DEBER. Señaló que los focos de calor fueron controlados en su gran mayoría, al momento solo existe humareda que no deja de ser una amenaza.

En la mitigación de incendios forestales, diez grupos navales de la Armada Boliviana con implementos de Lucha Contra Incendios se desplegaron hasta cercanías del Mirador turístico de Puerto Quijarro que marca el límite entre Bolivia (Puerto Quijarro) y Brasil (Corumbá), donde luego de varias horas de ardua labor, lograron sofocar y mitigar los focos de calor.

Asimismo, en apoyo a los bomberos voluntarios se realizaron patrullajes fluviales para la evaluación de los focos de calor en proximidades a los Puerto Internacionales de Central Aguirre Portuaria, Puerto Jennefer y Gravetal.