Escucha esta nota aquí

Margoth Muñoz tuvo que trasladarse ayer desde el barrio Guapurú 1 (Plan Tres Mil) hasta el centro de la ciudad en mototaxi para llevar a su nieta a una unidad educativa en el segundo anillo de la ciudad. “En el Plan Tres Mil esperamos micros desde las 7:00, pero no pasaban.

Había mucha gente esperando. Así que nos vinimos en moto, nos cobró 25 bolivianos. Es mucho perjuicio”, reclamó la mujer.

Así como ella, cientos de vecinos se vieron afectados por la falta de micros, pues solamente la mitad de las unidades trabajaron mientras que el resto, unos 4.000 micros, desde temprano tomaron el segundo anillo como medida de presión para exigir a las autoridades municipales que deroguen el reglamento general de la Ley de Movilidad Urbana, que crea los Buses de Transporte Rápido (BRT).

Otra de las demandas de los transportistas, y tal vez la más importante para el sector, es que no se reduzca la cantidad de líneas de micros que ingresan al centro de la ciudad.

Los perjudicados no solo fueron los pasajeros, sino también los conductores en general, pues el tráfico por la ciudad se volvió más caótico de lo usual.

Por ejemplo, a María Cruz, conductora, le tomó 30 minutos más circular desde el tercer anillo y avenida San Aurelio hasta el segundo anillo y Cristo Redentor. “Es demasiado el perjuicio. Llegué tarde al trabajo”, cuestionó.

Alcaldía no cede

El secretario de Gestión Institucional, Jorge Landívar, indicó que el reordenamiento del tráfico urbano es irreversible debido al crecimiento constante de la ciudad. Por ello, la autoridad recordó que la función del transporte público es servir a los vecinos, por lo que no solo deben circular por rutas donde tendrán grandes ingresos sino también por donde lo requiere la población.

“Estas personas, lejos de servir a la ciudad, lo que quieren es generar caos y anarquía”, opinó.

Silvia Arispe, de Asuntos Jurídicos de la Alcaldía cruceña, informó de que ayer presentaron una denuncia contra dos transportistas: Aldo Terrazas y Luis Revollo, por tres supuestos delitos: instigación pública a delinquir, asociación delictuosa y atentado contra la seguridad de los servicios públicos.

Al respecto, el dirigente Mario Guerrero indicó que se defenderán en la justicia y también analizarán una demanda contra las autoridades. “Con una acción legal, la Alcaldía demuestra que no tiene interés de solucionar el problema. El caos es culpa de las autoridades. Aprobaron un reglamento sin consenso”, señaló.

Protestas seguirán

Los transportistas confirmaron que hoy se repetirá la protesta. Marcharán por el segundo anillo unos 4.000 micros. Mientras que la otra mitad trabajará. La protesta durará hasta el mediodía.

José Salces, dirigente, indicó que se mantendrán las movilizaciones hasta que la Alcaldía ceda en su intención de retirarlos del centro. “Quieren dejar sin trabajo a 5.000 transportistas sacándolos del centro”, remarcó. Aldo Terrazas aseguró que ninguno de los dos reglamentos fue consensuado con el sector por lo que lucharán hasta que sean estos sean derogados.

Tags

Comentarios