Un fuerte contigente policial se encuentra en la avenida La Campana a la espera de que el grupo de personas se retiren a sus casas y dejen expedita la via

9 de agosto de 2022, 21:12 PM
9 de agosto de 2022, 21:12 PM

Pese a que las representantes del Comité impulsor del Censos dieron por concluido el paro de 48 horas, aún existe un grupo de personas en el Plan 3.000 que se niegan a abandonar las calles. Por esta razón, los policías antidisturbios tuvieron que usar sus gases lacrimógenos para dispersar a los bloqueadores.


 El enfrentamiento se registró pasadas las 20:00 de este martes, cuando los bloqueadores se encontraban sobre la avenida La Campana y el otro bando afín al Movimiento al Socialismo vigilaba de cerca el punto de bloqueo, puesto que estaban en el obelisco del Plan.

Los vecinos estaban tranquilos, sentados en su punto de bloqueo y los policías vinieron y los agredieron lanzando gases sin importar que había niños y adultos mayores. Fue así que los vecinos también reaccionaron”, relató Reinaldo Gualuo, viviente de la zona.

Según el testigo, los agentes antidisturbios rociaron gases en dos oportunidades, puesto que los enfrentamientos cesan por algunos minutos, pero después la tensión vuelve a subir.

Producto de ello, un efectivo resultó lesionado debido a que una piedra le llegó al rostro. Por esta razón fue auxiliado por sus camaradas y trasladado en una ambulancia hasta un hospital para recibir asistencia médica.

Pasadas las 22:00 los enfrentamientos cesaron en la zona del Plan 3.000. Sin embargo, los uniformados continúan en vigilia en la zona de La Campana, mientras que el grupo de personas que estaban bloqueando fue dispersado.

Otros conflictos

La zona del Plan fue la más conflictiva durante los dos días de paro cívico, puesto que se registraron varios enfrentamientos entre bloqueadores y grupos afines al MAS que están en contra del paro que exige censo.

Anoche las calles se tiñeron de plomo por la densa humareda a causa de los cohetes. También se lanzaron piedras y algunos palos. Esta situación alarmó a los agentes antidisturbios de la Policía, que usaron gases lacrimógenos para dispersar a ambos grupos.

Producto de ello, cuatro personas fueron aprehendidas por la Fiscalía y serán presentadas este miércoles ante un juez cautelar, puesto que se les secuestró explosivos y fueron acusados de atentar contra los uniformados.