Escucha esta nota aquí

Con las elecciones departamentales y municipales a la vuelta de la esquina, el Tribunal Electoral Departamental (TED) de Santa cruz debe afrontar un imprevisto que no estaba registrado en el calendario electoral. Una carta notariada pide el desalojo de uno de los inmuebles que ocupa en el edificio Guapay, en un plazo de 48 horas.

El TED utiliza tres plantes del edificio Guapay, ubicado en la calle Quijarro, esquina Sucre, de la capital cruceña. Una de estas plantas, la quinta, donde se disponen las oficinas de los vocales y la labor administrativa, está registrada en Derechos Reales a nombre de Luis Fernando Gutiérrez.

El secretario de Cámara del TED, Marco Antonio Monasterio, reconoce la existencia de la carta y el avance de las negociaciones para postergar la solicitud de desalojo. Monasterio dice que la responsabilidad por la ocupación indebida de la planta 5ta del edificio no corresponde al TED.

“Hemos sido inducidos al error”, expresa el secretario de Cámara. Y apunta a un error por parte de la Dirección General de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi), en la asignación del bien inmueble.

El traslado del TED a las instalaciones ubicadas en la calle Quijarro se produjo tras la quema de las instalaciones principales del Órgano Electoral, situadas en la calle 21 de Mayo y Andrés Ibáñez. Ante la necesidad de contar con un espacio de trabajo, se solicitó a Dircabi un espacio con determinadas condiciones físicas.

A raíz de esta solicitud, Dircabi otorgó, en comodato y por un tiempo de duración de dos años, las plantas 2da, 4to y 5ta del edificio Guapay. “El convenio se suscribió en enero del 2020” recuerda Monasterio.

El abogado del legítimo propietario del inmueble, Agustín Zambrana, revela el interés de su representado por lograr una solución negociada. “Desde marzo hemos tenido unas 7 reuniones para encontrar una salida. En un principio nos propusieron el pago de un alquiler, solución que consideramos viable en su momento”, dice.

Zambrana lamenta que desde diciembre no están siendo atendidos por el personal del TED y por ello enviaron una carta solicitando el pago de los alquileres adeudados y el desalojo del inmueble.

Por su parte, Monasterio reconoce que el caso está en manos de la Boliviana Ciacruz, “puesto que el TED cuenta con un seguro que debe hacer frente al pago de alquiler”. El funcionario del órgano electoral cuantifica la deuda contraído en más de $us 20.000 por el año de utilización del espacio.

Comentarios