Escucha esta nota aquí

El piloto Luis I.F.T.C., vinculado al ‘narcojet’ que fue detenido en México con una tonelada de cocaína, se benefició con medidas sustitutivas y deberá presentarse una vez por semana para firmar ante el Ministerio Público, y pagar 50.000 bolivianos de fianza económica. Sin embargo, el Ministerio Público apeló durante la audiencia y manifestó su desacuerdo con esta decisión del juez.

La comisión de fiscales, encabezada por Gustavo Ríos, señaló que esta persona fue imputada por tráfico de sustancias controladas y que en la audiencia de medidas cautelares se expuso los elementos de convicción respecto a la probabilidad de su autoría y se demostró los riesgos procesales de peligro de fuga y obstaculización de la investigación, según un comunicado de la Fiscalía. 

La fiscal departamental de Santa Cruz, Mirna Arancibia Belaunde, manifestó que el caso emerge a raíz del avión que partió desde Argentina transportando aproximadamente 1.000 kilos de cocaína, que fue incautado por la Dirección de Defensa Nacional de México y pilotado por dos personas de nacionalidad boliviana.

Según la Fiscalía, el 6 de febrero, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), emitió un informe en el que señala que el imputado Luis I.F.T. C., fue uno de los nombres que figuran en la autorización para el arribo de la aeronave G-1159A, con matricula N-18ZL, con fecha prevista de ingreso y salida entre el 19 y 23 de enero del presente año, en la ruta Toluca – Viru Viru - Buenos Aires.