Escucha esta nota aquí

A diferencia de otros feriados carnavaleros, las calles y plazas de la mayoría de los municipios cruceños lucieron vacías durante el largo fin de semana. Para prevenir los contagios de Covid-19, las autoridades regionales suspendieron las actividades carnavaleras, lo que mermó la llegada de turistas y visitantes a los pueblos.

En Pailón, por ejemplo, las 22 comparsas carnavaleras se quedaron sin desfilar pues la Asociación de Comparsas Carnavaleras de ese municipio acató la orden de suspender todas las actividades de la fiesta grande. 

Esta es la segunda vez que se no se festeja la fiesta grande de los pailoneños. La primera vez fue en 2001 cuando se registró una riada en el pueblo. Este año el responsable fue el Covid-19.




Litzi, reina del Carnaval de Pailón 2021/Foto: Hubert Vaca


Litzi I, Reina del Carnaval de Pailón 2021 e integrantes de la comparsa Los Pelayhuele, dieron un saludo a la población, a través de una radio local. Mientras tanto, en la plaza principal, donde habitualmente se juega con agua, este año hubo poca gente. 

San Matías

Similar panorama se observó en la localidad fronteriza de San Matías. Allí rige la Ley Municipal 027/2021, que suspende toda actividad carnavalera en la provincia Ángel Sandoval.


Una de las vías de San Matías luce vacía/Foto: Juan Pablo Cahuana

El ex corregidor de San Matías Nicanor Taceo pidió a los jóvenes abstenerse de cualquier celebración, junte y hasta salir a las calles, para no ser presa del coronavirus.

Las calles por donde el año pasado desfilaron los comparseros, este año lucieron vacías al igual que la plaza principal, donde niños y jóvenes suelen jugar con agua. Debido a la pandemia, en esta gestión tampoco llegaron visitantes desde Brasil.

Ascensión de Guarayos

El domingo y el lunes de Carnaval fueron días tranquilos en Ascensión de Guarayos. Allí, el servicio de transporte, el comercio, la circulación peatonal, los servicios religiosos, entre otros, son normales.

Pero lo que sí se ha visto alterado y suspendido han sido las actividades carnavaleras, tal como lo ha dispuesto la cuarentena dinámica ante la emergencia sanitaria.

Esta vez los tradicionales violines interpretan la melodía del silencio, a diferencia de otros años, que durante los tres días de la fiesta grande, echan al aire alegres taquiraris, chobenas y carnavales, haciendo bailar a medio pueblo.

La plaza principal y el frontis de la Iglesia Ascensión del Señor, lugar de junte de las comparsas, están vacíos.

La plaza de Ascensión está vacía/Foto: Désther Ágreda

Vallegrande

Las actividades comerciales se restablecen en Vallegrande, luego de una cuarentena que se cumplió en la ciudad, mientras que en algunas comunidades rurales las ambrosias fueron parte del Carnaval. 

Los productores de hortalizas de los Valles fueron los más afectados, pues debido a la cuarentena rígida decretado por la Alcaldía, no pudieron llevar productos hasta el  mercado Mayorista Abasto, pues la comuna cruceña determinó su cierre durante el feriado.

La terminal, los bancos y las cooperativas atenderán de forma normal desde el miércoles. Las labores escolares también se reinician mañana. 

En varias comunidades rurales las clases son presenciales por la falta de la telefonía móvil, el número de alumnos y las amplias aulas que han construido las alcaldías permiten este trabajo. 

Una pelea en la tranca de La Tipa entre un conductor ebrio y un funcionario municipal, fueron la nota policial del lunes de Carnaval. 

San Ignacio de Velasco

Un decreto edil promulgado el 11 de febrero suspendió las fiestas de Carnaval en San Ignacio, para evitar contagios del rebrote del coronavirus.

Por segundo año consecutivo y debido a las restricciones emanadas del Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM), hoy pasó desapercibido el tradicional martes de ch'alla en la capital velasquina.


Nayra Salinas, reina del Carnaval de San Ignacio 2021/Foto: Carlos Quinquiví



En los mercados y centros de abastecimiento no hubo el olor a coa,  incienso, tampoco serpentina, globos, churrasco, bandas y cerveza como sucedía en años anteriores.

Las restricciones establecidas mediante el decreto municipal firmado por el alcalde Moisés Salces, se iniciaron el sábado 13 y finalizan este miércoles.  

Por estas medidas restrictivas, las comparsas no se han juntado, tampoco hay cierre de calles y toda celebración se viene realizando a puertas cerradas con musicones.

La norma suspendió el corso y el carnaval ignaciano 2021 así como actividades de las comparsas y aglomeraciones de personas. Asimismo, está prohibido que los locales de eventos atiendan al público y se prohíbe la presencia de menores de edad en vías públicas durante las carnestolendas. 

Y las actividades comerciales también están suspendidas con advertencia de ser clausurados si no acatan la ley. Asimismo, está suspendida la circulación peatonal y vehicular en todo el municipio. Los infractores serán sancionados con trabajos públicos y arresto de 8 horas. Los vehículos retenidos serán devueltos el miércoles en el Comando de Frontera Policial.

Desde las 6 de la mañana llueve torrencialmente en San Ignacio de Velasco.

Finalmente, en Cuatro Cañadas la lluvia caída este martes de Carnaval no frenó las tradicionales ch'allas.


(Con datos de los corresponsales: Juan Pablo Cahuana, Hubert Vaca, Néstor Lovera, Désther Ágreda, Juan Carlos Aguilar y Carlos Quinquiví)



Comentarios