Escucha esta nota aquí

Desther Ágreda – Ascensión de Guarayos

El campesino o pequeño agricultor en Ascensión de Guarayos lo tiene todo planificado de acuerdo al clima de la zona. Tumba el monte y crea su chaco entre los meses de agosto y septiembre. Son meses secos que le permite trabajar sin interrupción el área necesaria que utilizará para sembrar.

Un mes después (afínales de octubre) junta las ramas y procede a quemar. Siempre y cuando llueva, aspecto fundamental para que las llamas no se descontrolen y causen desastre o un incendio forestal de magnitud, aunque por la emergencia se prohibieron las quemas este año.

Con el monte tumbado y quemado, debe esperar una segunda lluvia para comenzar la siembra, tal como ocurre en estos días, ya que el aguacero del pasado jueves fue una especie de luz verde para que los campesinos productores comiencen a sacarle provecho a la tierra.

"Que sea en nombre de Dios y si él lo permite, para Carnaval estaremos comiendo tamales", dijo Chingolo Ágreda, que desde este sábado comenzó a sembrar maíz en su puesto La Mordaza, distante a 50 kilómetros de Ascensión.

Por su parte, Ascencio Lavadenz, ejecutivo de la Federación de Campesinos de este municipio, cree que la cosecha de 2021 será buena por la aparición de mariposas. "Éste año han aparecido cientos de mariposas, qué según la creencia popular, es señal de buena cosecha", aseguró. Ascensión de Guarayos es una zona productiva de maíz, arroz, soya y plátano, principalmente.

Comentarios