Escucha esta nota aquí

Efectivos de la Policía Federal de Carreteras de Brasil detuvieron a un boliviano (39) que intentaba transportar 51 kilos de cocaína a bordo de un motorizado. El sujeto se puso nervioso durante los controles de la Policía en un retén de Campo Grande y fue detenido.

La droga estaba hábilmente camuflada en los diferentes compartimentos del motorizado y fue hallada tras una requisa completa, según el comunicado de la Policía Federal de Carreteras en su sitio web. 

Según el testimonio del conductor, recogió el vehículo con la droga en Santa Cruz de la Sierra y su misión era llevarlo hasta San Pablo, donde recibiría una paga de $us 5.000.
 


Comentarios