Escucha esta nota aquí

El plan de ataque contra el Covid-19 articulado desde la comuna cruceña tiene en agenda incluir a la Policía cruceña, que alista a sus hombres para tomar parte de las iniciativas dictadas para mermar la segunda ola de contagios latente en la ciudad. Un contingente de 5.000 uniformados, divididos en dos grupos saldrán a las calles para hacer cumplir las determinaciones de la Alcaldía y coadyuvar a las labores que se realicen durante los primeros tres días de 2021.

Así lo anunció el coronel Marcelo Flores, subcomandante de la entidad verde olivo en Santa Cruz, a tiempo de exponer que se están organizando a objeto de controlar por el cumplimiento de las medidas dictadas por la Alcaldía, pero sin descuidar sus labores cotidianas, ya que pueden surgir hechos delictivos, denuncias y se deben mantener los trabajos de prevención y seguridad en las calles cruceñas.

Entre las nuevas medidas dictadas por la Alcaldía resaltan la prohibición para circular desde la 01:00 del 2 de enero hasta la medianoche del día 3 (sábado y domingo), misma línea que deben seguir las actividades económicas. 

Además, está prohibido el expendio y consumo de bebidas alcohólicas del 1 al 3 de enero, entre otras medidas para que las brigadas médicas puedan realizar las labores de contención en los barrios de la ciudad.

"Queremos prevenir a las personas y pedir que cumplan las disposiciones para que no utilicemos la parte coercitiva. Muchas veces se tiene que proceder al arresto o desalojo de personas en ciertos lugares y eso es incómodo. Por eso pedimos que colaboren en el cumplimiento de las medidas que son por el bien de todos, cada quien debe poner de su parte porque el rebrote podría ser peor", remarcó el subcomandante. 

Del mismo modo, la autoridad policial indicó a EL DEBER que también trabajan para proteger la salud de los uniformados, quienes están expuestos al virus mientras cumplen con sus tareas en las calles. "Somos tan vulnerables como cualquier ciudadano y cada servidor policial también tiene a una familia a la cual cuidar", expresó.

En este sentido, Flores expuso que se realizan evaluaciones constantes a los efectivos y resaltó que la municipalidad entregó 5.000 pruebas rápidas para detectar la posible presencia del virus en sus filas. Si bien no precisó el número de infectados en la Policía, afirmó que hay peligro de que las cifras de contagios aumenten si es que en la 'guerra contra el virus' no contribuye la población en su conjunto.

Comentarios