Escucha esta nota aquí

Igor Echegaray, comandante departamental de la Policía cruceña, defendió   el accionar de la Policía y remarcó que por el mismo se evitó una mayor tragedia en Montero.

Para brindar seguridad, Echegaray indicó que se enviaron 450 efectivos a la localidad del norte cruceño a tiempo de precisar que hasta el momento no se realizó la aprehensión de los responsables de las muertes de Mario Salvatierra y Marcelo Terrazas, sucedidas la noche de ayer.

Echegaray descartó la presencia de elementos extranjeros y franco tiradores y sostuvo que esas versiones son producto de un terrorismo mediático producto de las redes sociales.

La autoridad también precisó que a partir de esta jornada la Policía será más firme en los controles, especialmente  en las rotondas donde se detecte a grupos borrachos de de forma autoritaria obligan a la población a pagar o a abrir su maletera.

"Esto le paso a un compañero que lo obligaron a parar lo golpearon y lo llevaron al comité  cívico como a un ladrón. Eso no lo vamos a permitir. Seremos más firmes", aseguró Echegaray.