Escucha esta nota aquí

Texto: M.Saldías/  Corresponsales

La Policía de Santa Cruz envió un contingente de agentes a Maira­na para ejercer mayor control y restablecer el orden, pero sobre todo para garantizar el paso de numerosos camiones cargados con productos agrícolas que fue­ron retenidos en esa zona tras los disturbios protagonizados por militantes del MAS y las per­sonas que apoyan el paro cívico contra el supuesto fraude en los resultados de las elecciones pre­sidenciales.

Luego del enfrentamiento, los afines al MAS retuvieron camio­nes que circulan por los valles hacia la capital transportando toda clase de productos agrícolas como papa, cebollas, verduras y otros, lo que provocó el reclamo de los habitantes de Samaipata y Mairana.

“Se envió refuerzos a Mairana para garantizar la libre circula­ción de los motorizados para el abastecimiento de alimentos en nuestra capital”, dijo el subco­mandante de la Policía cruceña, José Enrique Téran.

Sin embargo, desde El Fuerte de Samaipata, donde se asenta­ron los afines al MAS, el dirigen­te de ese partido en Vallegrande, Adhemar Carrasco, señaló que mantendrán el bloqueo para no dejar pasar ningún vehículo des­de o hacia la capital cruceña.

“El bloqueo es radical y no en­trará ni saldrá nada de los valles cruceños; no estamos cercando a Santa Cruz, nuestro bloqueo es contra el Comite Cívico y en de­fensa de nuestro Gobierno”, dijo, además de asegurar que esta me­dida será reforzada por gente de su partido en la comunidad Los Negros.

Exceptuando esa zona, hasta el final de la tarde de ayer, en que se cumplió una semana de paro cívi­co, Santa Cruz vivió una jornada de ‘tregua’ de los enfrentamientos que se han suscitado entre ban­dos contrarios en El Torno, La Guardia, Plan Tres Mil, Montero, Cotoca, Mairana y otros lugares que hasta la fecha han dejado un saldo de 35 heridos, según el in­forme del Servicio Departamental de Salud (Sedes).

Violencia en Mairana

Según el reporte del subjefe poli­cial, alrededor de las 22:30 del lu­nes, gran número de marchistas del MAS acudió a los puntos de bloqueo que mantenían los ha­bitantes de Samaipata y Mairana causando un enfrentamiento con el saldo de ocho personas heridas.

Además quemaron más de una decena de motos y causaron da­ños a la propiedad privada rom­piendo vidrios y otros destrozos en algunas casas y negocios.

Terán aseguró que la Policía logró retomar el control del lu­gar, pero no se logró aprehender a ninguna persona, mientras que los heridos fueron internados en el hospital de Samaipata.

Habitantes de ese municipio que participan del paro cívico con bloqueos se quejaron al señalar que personas afines al MAS llega­ron en camiones de otro departa­mento y arremetieron sin piedad y que las autoridades locales les habrían solventado su estadía y alimentación.

Terán aseguró que se inició una indagación para identificar a las personas que causaron los destrozos y heridas a habitantes de Mairana y de Samaipata.

Los heridos fueron identifica­dos como Daniel Arteaga Pardo (60), Edwin Ramos López (17), Pedro Arnez Torrico (58), Lidio Puma (36), Afife Talamás (64), Leydi Meneses Cossío (25), Luis Alfredo Banegas Villarroel (31) y Luis Ricardo Herrera Rosas (32).

Carrasco, consultado sobre los hechos de violencia en Mairana, manifestó que habían conversado con el fiscal y la Policía para lograr pasar el bloqueo de quienes apo­yan el paro cívico, pero que, su­puestamente, fueron agredidos, lo que derivó en la reacción vio­lenta con la destrucción de mo­tocicletas y una caseta de madera.

Además, Carrasco informó de que en Tiquipaya, municipio de El Torno, comenzó un bloqueo desde las cero horas de ayer.

35 heridos en siete días

Como balance de la primera se­mana de paro cívico en Santa Cruz, el Sedes reportó que en los distintos enfrentamientos se han registrado 35 personas heridas, la mayoría con heridas leves y poli­contusiones, pero hay cinco con heridas de gravedad: tres por ar­ma de fuego y dos por arma pun­zocortante, que afortunadamen­te están fuera de peligro aunque permanecen bajo observación médica.

Según el informe del director de esta instancia, Marcelo Ríos, “la mayoría fueron dados de alta, pe­ro deberán someterse a controles ambulatorios. Mientras que tres permanecen en observación”.

La autoridad agregó que la ma­yor parte de los afectados fueron asistidos en el municipio de Coto­ca (16 por traumatismos y dos por heridas con arma blanca).

De los heridos en Mairana, cuatro resul­taron con policontusiones y una sufrió un traumatismo encefálico, por lo que fue derivada al hospi­tal San Juan de Dios de la capital cruceña.

En el Hospital Japonés se asistió a un herido con lesión en el estó­mago, que fue agredido con arma de fuego en los enfrentamientos del Plan 3.000.

mientras que en la red Este, en el centro de salud 25 de Diciembre, ingresaron cuatro pacientes con heridas en el cuerpo que no precisaron internación.

Por otra parte, al hospital de Los Pocitos llegaron cuatro personas, dos de ellas con heridas por arma de fuego, una que presentaba una herida expuesta y otra con un traumatismo en la cabeza.

Por último, en la red Sur de la ciudad, en el Hospital Francés, ayer se atendió a un hombre que presentaba una lesión en la cabe­za, aunque fue dado de alta en la misma jornada.






Herido de bala sigue internado

El director del Sedes manifestó que el hombre que recibió un im­pacto de bala en el estómago, Ós­car Álvarez Mamani, se encuentra estable, aunque permanecerá en observación por una semana.

El doctor Víctor Zambrana, director del Hospital Japonés, detalló que el paciente tenía un impacto de bala que perforó una arteria y otros órganos, lo que provocó que pierda casi cuatro litros de sangre, por lo que llegó al nosocomio en estado crítico y tuvo que ser sometido a una ciru­gía que duró dos horas, tras la cual mejoró sus signos vitales.

“Aparentemente se encuentra fuera de peligro; está bajo obser­vación, con apoyo de un respira­dor a la espera de que su recupe­ración sea más favorable en los próximos cinco a siete días, para garantizar que esté fuera de peli­gro”, dijo el médico.

Al respecto, el subcomandante de la Policía informó de que está en curso la investigación para es­tablecer quién o quiénes realiza­ron los al menos 15 disparos que se produjeron la jornada del lunes en los enfrentamientos en el Plan Tres Mil, que impactaron en algu­nas personas y también quedaron incrustados en árboles y paredes de domicilios de la zona que se convirtieron prácticamente en un ‘campo de batalla’.

Tras ese hecho hubo 14 perso­nas aprehendidas, las cuales han sido puestas a disposición del Ministerio Público para que se determine el grado de participa­ción que tuvieron en los hechos, además de que se está a la espera de los resultados de los peritajes científicos que se realizaron en el escenario de violencia.

Ataque a una voceadora

La Asociación de Voceadores de Periódicos de Santa Cruz emi­tió un pronunciamiento escrito expresando el rechazo por el in­cidente suscitado el lunes en la zona del cuarto anillo y avenida Tres Pasos al Frente, donde una de sus asociadas sufrió agresiones físicas y el robo de sus periódicos.

“Solicitamos a la población tolerancia para la circulación de autos, motocicletas y bicicletas, que es el medio de transporte que utilizamos para llevar la informa­ción a la sociedad cruceña”, dice el comunicado.