Escucha esta nota aquí

Cerca de las 13:00 y luego de un par de horas retenida, Miriam Guzmán de Molina, la presidenta de la Corte Electoral Permanente de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), fue liberada gracias a la intervención de policías que repelieron a los manifestantes que no la dejaban moverse de una de las calles aledañas a la "U".

"Como estábamos en la calle, tuvo que actuar la Policía. Ya estoy liberada pero no fue tan fácil. Hubo incidentes. Incluso le rompieron un retrovisor a los policías", relató la autoridad electoral.

Recuerda que fue interceptada por grupos que pretendían obligarla a que revise ahora mismo las causas de algunos candidatos.

Molina de Guzmán confirmó que presentará una querella penal en contra de los responsables del mal momento que pasó.

Denunció que "esta fue una medida de presión hacia ella, porque en la universidad hay grupos de intereses" acostumbrados a esas prácticas violentas.

"Estoy retenida por un grupo de estudiantes", denunció la presidenta del Comité Electoral, cerca de las 11:30 de esta mañana. Según su relato, fue privada de su libertad de libre tránsito por grupos de jóvenes que obedecen a candidatos a decanos de Contaduría y de Tecnología, cuyas fórmulas fueron impugnadas. 

"Es una presión de unos candidatos que creen que estoy parcializada", explicó la presidenta.

La campaña electoral por el rectorado, las decanaturas y las direcciones de carrera ha entrado a su recta final de cara al claustro del 8 de julio y en este periodo se ha visto la prebenda, la injerencia de líderes políticos, la guerra sucia y, ahora, la retención de la máxima autoridad electoral.