Escucha esta nota aquí

Horas de angustia vivió la familia y los camaradas del comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, José Enrique Terán, quien fuera diagnosticado a principios de semana como positivo al coronavirus y el martes comenzó a tener complicaciones respiratorias.  El secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, señaló la noche del martes que el jefe policial había sido internado en terapia intensiva.

Ante el complicado cuadro que presentaba Terán sus familiares y compañeros de promoción de la institución verde olivo se movilizaron para conseguir la donación de plasma. Llamadas y llamadas, dirigidas desde Santa Cruz por los coroneles René Gómez (comandante interino) y Donato Herrera (director de la Policía Caminera), ambos compañeros de promoción de Terán, rindieron frutos con otros coroneles en La Paz, también compañeros de ‘promo’, hasta que consiguieron a un donante, un policía que venció al coronavirus y está recuperado.

Tras esas interminables horas de angustia, la ayuda llegó a Santa Cruz. Así lo señaló el comandante nacional Rodolfo Montero, quien indicó que la noche del martes “le colocaron plasma al comandante (Terán) y salieron de Cochabamba otros dos camaradas para ayudar a los policías en riesgo”.

Terán estaba aislado desde el sábado y ahora permanece internado en una clínica privada en Santa Cruz. El informe oficial de la Policía señala que se encuentra estableMontero señalo que el número de agentes contagiados hasta la fecha con Covid-19 es de 150 en escala nacional.