Escucha esta nota aquí

Cerca de un centenar de médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud fueron reprimidos con gases lacrimógenos y disparos de balines por efectivos de la UTOP, cuando bloqueaban la carretera que une a Santa Cruz con el norte del departamento.

El hecho ocurrió a las 12:45 de ayer, cerca del ingreso al aeropuerto Viru Viru, donde los galenos habían decidido bloquear la carretera como medida de presión para que el Gobierno atienda sus demandas. El corte de carretera se inició al promediar las 10:00.

Según los médicos, el acuerdo con la Policía fue que los iban a dejar bloquear hasta las 13:00; sin embargo, se sorprendieron cuando 15 minutos antes de lo acordado los antimotines empezaron a reprimirlos, echándoles gases y disparándoles balas de goma. Como saldo, nueve personas sufrieron lesiones en el cuello, las piernas y otras partes del cuerpo, por lo que fueron trasladadas a centros de salud. Hasta el cierre de edición, una de ellas -que recibió varios balinazos- seguía hospitalizada.

“No somos criminales, estamos exigiendo nuestros derechos, que nos incorporen a la Ley General del Trabajo”, “¡tropa de abusivos!”, “que renuncie la ministra (Gabriela Montaño)”, gritaban los manifestantes, que tras la primera gasificación intentaron retomar el bloqueo de la ruta, pero vino una segunda gasificación que los obligó a replegarse.

Los médicos, que están en paro desde hace 52 días y en huelga de hambre desde hace 10 días, indicaron que esta represión no frenará sus movilizaciones. “El Gobierno nos está obligando a tomar medidas más drásticas”, dijo un médico que participó del bloqueo. No descartan presentar una denuncia contra la Policía.

Ministra convoca al diálogo

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, informó de que no enviará otra carta por escrito al Colegio Médico para reiniciar el diálogo, y demandó al sector que fije fecha y hora para retomar las negociaciones en busca de una solución al conflicto.

Explicó que el 3 y 8 de octubre se enviaron dos misivas al ente colegiado, invitándolos a retomar el diálogo, pero no recibieron respuesta. “Se ha enviado dos cartas al sector para que se reinstale el diálogo, esperemos que tengan una respuesta propositiva”, dijo.

Los galenos otorgarán al Gobierno un plazo hasta hoy para reanudar las negociaciones. El sector demandó que la respuesta se oficialice a través de un documento escrito.

Atenciones suspendidas

En cuanto a la afectación del paro, Montaño aseguró que, desde que se inició el paro médico, el 19 de agosto, se han suspendido 33.859 consultas externas en todo el país.

De este total, 15.786 atenciones dejaron de hacerse en los hospitales públicos de segundo nivel y 18.073 en los de tercer nivel.

La ministra también criticó a la dirigencia médica por amenazar con sanciones a los afiliados que no acatan el paro ni la huelga de hambre. Indicó que existen dos casos concretos, uno en Potosí y otro en Santa Cruz, donde hay amenazas con aplicar sanciones a los médicos que no se sumen a las medidas de presión.

Un día antes, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó que la movilización de los médicos tiene un componente político y “no tendrá éxito”.

Denuncia penal

Por otra parte, la agencia de noticias Erbol informó de que el juez Celso Villalobos, de La Paz, remitió al Ministerio Público una denuncia contra autoridades y el Colegio Médico, que presentó el ciudadano David Ticona. El demandante pide que se cumpla la Acción Popular contra el paro en servicios de salud.

Ticona expresó su satisfacción con la decisión del juez y decidió levantar la huelga de hambre que llevaba en contra del paro médico. Dijo que los médicos han vulnerado una sentencia constitucional, la cual prohíbe los paros indefinidos en el tema de salud.