Escucha esta nota aquí

Dos policías que el 13 de julio de 2017 acudieron a la joyería Eurochronos, cuando fue tomado por asalto por una banda de delincuentes, con saldo de cinco muertos y siete heridos, relataron los momentos que vivieron durante el tiroteo. 

No pudieron hacer mucho porque estaban sin chalecos antibalas y armas largas, viéndose obligados a buscar protección en las paredes o a permanecer agachados para no ser blanco del fuego iniciado por atracadores que estaban fuertemente armados.

Los dos agentes acudieron a declarar respondiendo a citaciones emitidas por la comisión de la Fiscalía Anticorrupción, que encabeza Yolanda Aguilera. Las citaciones fueron emitidas contra cuatro policías, tras ser identificados en el último dictamen pericial elaborado por el Instituto de Investigaciones, Técnicas Científicas de la Universidad Policial (Iitcup).

Con limitaciones

Uno de los uniformados, que ahora dice ser  despachador de patrulleros del 110, reveló que ese día salió normalmente a patrullar  junto a otro camarada; quien manejaba la camioneta era el teniente Carlos Gutiérrez Valenzuela, que murió en la balacera.

Salimos de la Felcc, como de costumbre, y por la radio nos indican que había un atraco en el Banco Mercantil de la avenida Irala y también en la joyería Eurochronos. Yo estaba sin chaleco antibalas y sin arma larga, solo la de reglamento. Avanzamos al punto y antes de llegar a la esquina de la Irala se escucharon disparos. 

El teniente Gutiérrez frenó bruscamente la camioneta y nos ordenó que bajáramos a verificar y, cuando bajamos con el sargento, nos empezaron a disparar. Como solo tenía mi arma de reglamento, decidí arrastrarme hacia la pared de la joyería. 

"El teniente Gutiérrez no bajó de la camioneta, me imagino que por la desesperación. Cuando  avanzó en la camioneta nos empezaron a disparar y  lo mataron”.

Este agente  luego escuchó los gritos de su camarada, un sargento herido de bala, a quien después llevaron a la Caja Nacional, a una cuadra del hecho.

“La camioneta chocó contra un micro y nos seguían disparando... nos quedamos agachados porque no teníamos equipo. No pude ver quiénes de los policías subieron o bajaron del edificio de al lado”.

El otro policía declaró que no pudo ver cuando le dispararon a la ex gerente administrativa y financiera de Eurochronos, Ana Lorena Torrez, tampoco si habían rehenes. 

Dijo que él trabajaba en la Felcc, en el DACI, y que llegó a Eurochronos después de que la joyería fuera tomada por los asaltantes. “Nadie de mi grupo salió herido por suerte, no usé mi arma”, declaró.

Solo falta la declaración de un policía que está en La Paz.

Ya declaró el policía Edgar Huanquiri, identificado como el que dispara contra el gerente de la joyería, por lo que fue enviado preso a Palmasola. La Fiscalía espera la complementación del peritaje para emitir nuevas citaciones a otros presuntos implicados en la trágica balacera.