Escucha esta nota aquí

Fue en horas de la madrugada de ayer cuando el taxista José Santos Calderón (48), trabajaba normalmente cuando dos sujetos requirieron sus servicios en la zona del avión Pirata, le pidieron que los lleve hasta el tercer anillo de la avenida Piraí. Sin embargo allí no se quedaron, al contrario uno le puso un hacha en la cabeza y el otro portaba un cuchillo carnicero, obligándolo a seguir hasta el cuarto anillo.

Al conductor no le quedó otra que manejar y hacer lo que le pedían los asaltantes hasta que llegó al cuarto anillo, se detuvo y vio al frente del cordón ecológico un carro patrullero con policías. Lo que hizo fue abrir la puerta y tirarse al piso pidiendo auxilio, ahí los policías lo salvaron y detuvieron a los dos asaltantes que estaban en poder del hacha, del cuchillo.

La Felcc, a la cabeza del coronel Ángel Morales, siguió las pesquisas y evidenció que los asaltantes se apoderaron de las pertenencias del taxista y estaban bajo el efecto de las drogas, por lo que no fue posible confirmar sus identidades.

El taxista José Santos Calderón, acudió a la Felcc y en su relato derramó lágrimas. “Doy gracias a Dios porque estoy vivo, los policías me salvaron la vida, si no fuera por ellos, no contaría esta historia”, dijo.

Un esfuerzo entre todos

Luego del esclarecimiento del atraco, Ángel Morales Calzadilla expresó que, especialmente en esta época de fin de año, urge reflexionar para hacer un esfuerzo entre todas las instituciones y encarar una lucha más eficaz por la seguridad.

“Es necesario buscar un lugar adecuado y lograr obtener un gran centro de rehabilitación para toda esa gente que protagoniza atracos en las faldas el cordón ecológico”, dijo Morales.

Comentarios