En el auto rojo Fiat que fue abandonado se encontró petardos y bazucas caseras, según el informe de la Policía

8 de agosto de 2022, 16:54 PM
8 de agosto de 2022, 16:54 PM

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) investiga al grupo de personas que atacó con petardos la casa del alcalde Jhonny Fernández, quien en reiteradas oportunidades manifestó que estaba en contra del paro, medida que se desarrolla esta jornada para exigir la realización del censo antes del 2024.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, dijo que se identificó a cinco vehículos que transportaban a varias personas con escudos, petardos y bazucas caseras con las cuales amedrentaron a quienes hacían vigilia afuera del inmueble de la autoridad edil, ubicado en el barrio Las Palmas.

Uno de los motorizados que supuestamente participó de este enfrentamiento es de marca Fiat  Uno con placa 5007-ZIC, el cual fue abandonado en la calle 1 de la avenida Ibérica. Por esta razón, los efectivos de la Policía de Tránsito lo secuestraron y lo trasladaron con una grúa hasta sus oficinas.


Según Ríos, en este pequeño vehículo se encontraron los petardos y las bazucas artesanales, por lo que se está investigando a las cuatro personas que lo abordaban, las mismas que fueron trasladadas hasta el hospital municipal de El Bajío, puesto que se encontraban heridas.

Los familiares y amigos de los lesionados manifestaron que los sindicados no participaron del enfrentamiento contra quienes custodiaban el inmueble de Jhonny Fernández, pues al contrario, fueron atacados por un grupo de sujetos en una camioneta blanca, que presuntamente pertenece a la Alcaldía cruceña, de acuerdo a la denuncia del concejal Federico Morón.

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, no aseguró que los investigados estén detenidos, pero sí confirmó que están plenamente identificados por los informes de inteligencia de la Policía Boliviana.

Asimismo, acusó al gobernador Luis Fernando Camacho y al Comité Cívico de enviar a miembros de la Unión Juvenil Cruceñista a atacar la casa del alcalde de Santa Cruz de la Sierra, en donde se encontraba su hija que está en periodo de gestación, además de su nieta.