Escucha esta nota aquí

La institución Legión de la Buena Voluntad (LBV) comenzó una campaña navideña con la distribución de canastones para las familias de escasos recursos del barrio Cordillera en el Plan Tres Mil, donde la institución tiene un comedor popular. 

Roseli García informó que, entre el miércoles y el jueves, se entregaron 150 canastones que fueron comprados con recursos de la institución. En cada jornada de entrega los beneficiarios portaron barbijos y las sillas estaban distribuidas respetando el distanciamiento social. Los canastones contenían arroz, aceite, fideo, mayonesa y harina, entre otros productos. 

García remarcó que tienen planificado replicar la actividad tres días antes de navidad y para cumplir esta meta invitan a la ciudadanía a sumarse donando productos. 

Este grupo es integrado por voluntarios que antes de la pandemia entregaban comida a diario a los niños de escasos recursos. Aunque tras declararse la cuarentena rígida para evitar la expansión de coronavirus, la actividad se tuvo que suspender. Se reanudó estos meses con la entrega de alimentos a familias. 

La fundación tiene presencia también en La Paz, donde realiza similares actividades. Para los que deseen contactarlos el número de teléfono es 750-19499. Además, cuentan con una página en Facebook, LBV Bolivia. 


 Una de las beneficiarias de los alimentos

Comentarios