Escucha esta nota aquí

La clínica Manantial de Vida, ubicada en el tercer anillo de la doble vía a La Guardia, sufrió el destrozo de los vidrios de su entrada principal durante los enfrentamientos ocurridos la tarde del lunes. 

El propietario del centro de salud aguarda la reposición de los daños, tal como se ha comprometido el secretario ejecutivo de la Central Obrera Departamental, Rolando Borda, afín al MAS.

Borda fue quien convocó a sus afiliados a una marcha para desbloquear los diversos puntos que encontrasen en la ruta. Junto a un grupo de jóvenes armados con palos y petardos, recorrió la doble vía a La Guardia, provocando el repliegue de otros ciudadanos que había en los puntos de bloqueos.

La tensión fue subiendo de tono hasta que, pasado el mediodía, este grupo de choque se enfrentó a vecinos de la zona. Enseguida llegó más gente para respaldar a los bloqueadores y la violencia se desbordó mientras la policía se hacía esperar.

Borda y sus secuaces fueron rebasados y en su intento por huir de los bloqueadores ingresaron a la clínica para resguardarse. En su carrera despavorida, los masistas ingresaron a la clínica, ocasionando daños en la puerta de vidrio del centro médico.

El propietario de la clínica, Ronald Quiroz, confirmó que Rolando Borda "se entró y gracias a Dios no hubo daños más graves. Él se comprometió a reparar los destrozos", dijo este martes.

Comentarios