Escucha esta nota aquí

El concejal secretario, Rommel Pórcel, compareció ante la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía por la denuncia de supuesto enriquecimiento ilícito que interpuso en su contra Omar Rivera, dirigente de las juntas de vecinos, a quien los colaboradores de Pórcel vinculan con el edil de UCS Johnny Fernández.
El 17 de abril, el mismo día que Johnny Fernández fue citado a la Fiscalía por otra denuncia, Rivera presentó una querella bajo cargos de presunta corrupción contra el concejal de la sigla de Percy Fernández, en un contrapunto de acusaciones. 

“Soy víctima de políticos reciclados”, dijo Pórcel ayer al abandonar la Fiscalía, donde dio detalle de sus bienes y de dónde proceden. Sus colaboradores, sin embargo, fueron más específicos al acusar a Rivera de ser un instrumento del exalcalde usando una fotografía de la campaña electoral de UCS, donde Rivera levanta banderas junto a él.

Al denunciar, Rivera indicó a EL DEBER que “ya era hora que la Fiscalía investigue las denuncias verbales” contra el edilz.

De su patrimonio
Según la declaración jurada más reciente de Pórcel, publicada por la Contraloría General del Estado (CGE) el 29 de septiembre de 2016, Pórcel sumaba bienes por Bs 367.850 y tenía deudas por Bs 300.000, lo que dejaba a su favor un patrimonio neto de Bs 67.850.

Es la segunda querella en la que el concejal y dirigente de Santa Cruz Para Todos es citado por la Fiscalía a declarar en medio de acusaciones en su contra, después de que en febrero él y José Negrete, exsecretario de Asuntos Jurídicos, fueron citados por supuestos cobros irregulares a un restaurante que vendía bebidas alcohólicas en el caso El Antojito. En 2016, Pórcel admitió, en una publicación de Séptimo Día, que algunos familiares suyos trabajaban para el municipio. 

Comentarios