Escucha esta nota aquí

Leyla Mendieta C.

Los proyectos de conexión entre Santa Cruz y Porongo volvieron a estar en debate luego de anunciarse que el Gobierno nacional tiene previsto aprobar un decreto supremo para crear una ruta nacional que en su trayecto incluye un puente que llega a la zona de la avenida Roca y Coronado.

El alcalde de Porongo, César Carrillo, indicó que están a la espera de que les confirmen nueva fecha para la aprobación del decreto, pues considera que el acto oficial que pondría en vigencia la norma solo se postergó por tema de agenda del presidente, Evo Morales.

Agregó que entre todas las propuestas, técnicamente, se definió que esta es la más viable para construir primero.

Remarcó que no desistirán de su añeja ambición de construir el puente Bicentenario, que también uniría ambos municipios, aunque la conexión en el lado de Santa Cruz sería entre la Roca y Coronado y la Busch.

Recordó que para el último proyecto ya se tienen recursos de aportes de los vecinos que “no se tocaron ni se tocarán y tampoco se prevé transferirlos para construir el de la Roca y Coronado”.

Vanina Montemuro, de la plataforma Vecinos Organizados de Porongo (VOP), a tiempo de esperar que se concrete la ruta nacional, opinó que están confiados en que las nuevas autoridades de ambos municipios, que sean elegidas en las elecciones de 2020, incluirán en sus trabajos la construcción del Bicentenario. “Si bien hoy el Bicentenario se encuentra congelado, nosotros como vecinos tenemos la esperanza de que en las próximas elecciones este puente y todos los que faltan sean una realidad”, insistió.

Santa Cruz y su planificación

Sobre el anuncio de más puentes, el secretario municipal de Gestión y Coordinación Institucional, Jorge Landívar, indicó que harán respetar la autonomía del municipio que entre sus competencias tiene la planificación de su desarrollo.

“Nos quieren atravesar la ciudad sin consultarnos”, dijo Landívar sobre la posible creación de la ruta nacional. Además, complementó que considera que hay intereses políticos y económicos detrás de este proyecto.

“No creo que seamos tan ilusos para poder creer que se va a crear una ruta nacional porque se necesita, no. Es solo para hacer un puente”, dijo.

Luego de justificar por más de diez minutos la posición de la comuna cruceña, agregó que no se oponen a la construcción de más puentes, sino a que estos traigan más congestión en zonas que actualmente ya están saturadas.

La autoridad municipal reiteró que dentro de la planificación municipal se contemplan puentes, todos fuera del cuarto anillo. “Del sexto anillo para adelante, por la doble vía a La Guardia o por la zona norte, los puentes que quieran”, remarcó.

Las alternativas de conexión

Una de las propuestas más antiguas de conexión en debate es el puente Bicentenario. La Alcaldía de Porongo propuso, hace más de un año, cubrir el 100% del costo. Aunque no se logró concretar por cuestionamientos técnicos de la comuna cruceña.

Otra de las propuestas es el puente de la Roca y Coronado. La empresa Urubó Village presentó hace más de un año una propuesta con conexión que llegaba a esta avenida cruceña. Esta semana se conoció la intención del Gobierno nacional de incluir este puente como parte de una ruta nacional.

Las otras tres alternativas, por las que se inclina la comuna cruceña, están todas fuera del cuarto anillo. Dos en la zona norte: una en el sexto y la otra en el octavo anillo. La tercera opción que se propuso llega al octavo anillo de la doble vía a La Guardia.

El metropolitano inicia obras

Los trabajadores de la empresa El Ceibo comenzaron esta semana los trabajos de construcción del puente paralelo al Foianini. Una de las obras de conexión que ya se hace realidad y es impulsada por la Gobernación cruceña, como parte de una ruta departamental.

En un predio próximo se arma la parte de fierro de los pilotes. Joaquín Arce, de la empresa constructora, señaló que, antes de concluir esta semana, se colocarán los primeros pilotes; el puente tendrá más de 30.

Paralelamente un par de topógrafos está a la orilla del río. Uno de los trabajadores explicó que se definió que la distancia entre el actual puente y el paralelo será de alrededor de tres metros.