Escucha esta nota aquí

La audiencia cautelar de los colaboradores del gobernador Rubén Costas, que estaba programa para hoy fue suspendida para el 6 de julio porque la Contraloría se presentó sin su representante legal y el abogado carecería de facultades para intervenir válidamente en la audiencia.

Estaban convocados el secretario general Roly Aguilera y el asesor general José Luís Parada en el marco del proceso que le siguen por la compra de 7  camionetas por un monto de  Bs 1, 1 millones. Los delitos que se los acusa es por malversación, conducta antieconómica, incumplimiento de deberes, incluso han introducido delitos de la Ley de Marcelo Quiroga Santa Cruz.

Aguilera dijo que este proceso es un abuso absoluto del Gobierno Nacional que ejerce presión política ante los opositores.

“Nos tiene acechado, el gobernador tiene más de 30 juicios, nosotros lo acompañamos, somos parte de todo este proceso porque obviamente hemos compartido no solamente esta gestión sino ideales y principios y somos víctimas de todos estos abusos que se arremeten", dijo.

Esta audiencia es por las camionetas que se adquirieron durante la epidemia del Dengue, mediante licitación pública por el Programa Mundial de Alimentos (PMA), brazo operativo de las Naciones Unidas, donde según la gobernación hubo un ahorro sustancial del 30%.