Escucha esta nota aquí

En horas pico los conductores tardan entre 45 minutos y una hora para atravesar el tramo entre el octavo anillo de Santa Cruz de la Sierra y el kilómetro 8 y medio de la carretera a La Guardia debido a que en el lugar hay un pozo que abarca dos de los tres carriles. Luego deben esquivar una serie de baches que por la lluvia están llenos de agua y de lodo, y se han convertido en una trampa perfecta para dañar los motorizados por lo que piden a la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) que repare de una vez la vía. 

A las 7:30, a las 12:00 y a las 18:00, desde el lado de Santa Cruz de la Sierra, la fila de motorizados llega desde el predio de la ex Transredes hasta el balneario Fabio André. Esos horarios son críticos porque los padres usan la vía para ir a dejar y a recoger a sus hijos que estudian en los colegios capitalinos.

En el carril proveniente de La Guardia los baches son menos profundos pero son más numerosos, están a lo largo de 150 metros, por lo cual los vehículos deben transitar con más cuidado para no sufrir daños.

Reclamo vecinal
Fernando Moreno, que reside en el barrio 6 de Enero, que queda en la jurisdicción de La Guardia, relató que es un verdadero calvario atravesar ese trecho porque las filas de vehículos con facilidad pueden ser de dos kilómetros.

Mábel Banegas vende caña picada en bolsitas en una acera de la zona, pero se siente insegura porque las motocicletas, en su afán de pasar rápido, se suben a las veredas y en cualquier momento pueden atropellar a los peatones. “Hace dos meses que la situación empeoró, los baches se convirtieron en grandes pozos. A ver cuándo la ABC o la Alcaldía se ponen a trabajar para solucionar este problema”, reclamó. 

Soluciones

Buscando eliminar el problema que causa el pozancón, David Zabala, encargado de la empresa Alcanova que repara la carretera, dijo que el mal tiempo no permitió iniciar el pavimentado de ese tramo, tarea que comenzará hoy en el carril de ingreso a la ciudad.

Por su parte Álex Navarro, supervisor de la ABC, explicó que se cambiará la losa a pavimento rígido por cuanto el flexible no da resultado, pues ese sitio es muy bajo y el agua lo socava pronto.

El secretario de Obras Públicas de La Guardia, René Flores, anunció que tras el trabajo de reparación instalarán semáforos y señalizarán los accesos. 

“Es en lo que podemos ayudar a la ABC, pues recursos económicos no se pueden erogar porque nos ganaríamos una demanda por malversación de fondos”, añadió. 

Comentarios