Escucha esta nota aquí

Fue la tarde de ayer, cuando vecinos del barrio Barrio San Antonio, al final de la avenida Juan Pablo II, entre el sexto y séptimo anillos de la zona norte, prendieron fuego para contrarrestar el frío pero las llamas crecieron alentadas por el viento y provocaron un voraz incendio que consumió al menos siete precarias casetas de madera.

Las casetas que están ubicadas en el barrio San Antonio, son más conocidas como las favelas, pues según bomberos de la Policía, ahí viven personas en situación de calle y otras de escasos recursos.

Ellos mismos prendieron fuego

Según los informes de la Policía de Bomberos, todo empezó alrededor de las 15:00, cuando los mismos habitantes encendieron algunas basuras para calentarse del frío. Sin embargo no pensaron que las llamas se extiendan rápidamente por el lugar, debido al viento.

Los vivientes de la zona buscaron ayuda de otros vecinos para tratar de apagar las llamas que subieron sobre las casetas de madera de precarias condiciones. Luego llamaron a los bomberos que acudieron y también llegó personal de bomberos voluntarios.

En casi tres horas de trabajo los bomberos de la Policía y los voluntarios controlaron el incendio, pero las casetas quedaron convertidas casi en cenizas.

Con la Policía de bomberos, bajo la dirección del coronel Rodolfo Hurtado y la acción de bomberos voluntarios se culminó el trabajo de enfriamiento total, sin lamentarse daños personales.

El jefe policial exhortó a la gente a tener cuidado, actuar con prudencia al prender fuego en basuras, porque el tiempo puede jugar una mala pasada como en este caso, pero que por fortuna solo hubo daños materiales.

Los policías ayer desarrollaron una ardua labor, pues poco antes de este incendio acudieron a Valle Sánchez, para sofocar un incendio en unos pastizales.


Comentarios