Escucha esta nota aquí

Sin entrar en cifras concretas, ni datos estadísticos, las autoridades policiales y los representantes de los grupos de ciclistas que han ganado las calles, reconocieron la preocupación que existe por el aumento de accidentes viales en los cuales las bicicletas dejaron de ser víctimas para convertirse en agresores.

"Lamentablemente es algo que ha comenzado a suceder en la ciudad", reconoció Mauricio Gutiérrez, uno de los líderes de la Unión de Ciclistas de Santa Cruz (UCSC). De acuerdo con los informes que él tiene, hay cuatro peatones gravemente heridos como consecuencia de ciclistas que los atropellaron.

El subdirector de Tránsito, Erland Monasterio, reconoce que este es un fenómeno que ha comenzado a ser cada vez más visible en los reportes de hechos de tránsito que se reciben en su unidad. Uno de los denominadores
comunes de estos casos, explica Monasterio, es que el peatón accidentado y el ciclista que lo choca, estaban al momento del hecho sobre la vía.

Una observación que hace la Policía sobre la gravedad de sufrir un choque con un ciclista, tiene que ver principalmente con los materiales con los que está construida la bicicleta, ya que algunas son construidas en diversos tipos de aluminio y en un posible impacto esto puede romperse y provocar un daño mayor en el peatón.

Walter Miranda, director nacional de Tránsito, dijo que esta situación llama la atención en todo el país y señaló que es indispensable ayudar a que los ciclistas conozcan y obedezcan las normativas viales para no convertirse en elementos de peligro para el resto de la población.