Escucha esta nota aquí

Hay preocupación por la apertura de actividades culturales, deportivas y sociales, que entra en vigencia desde hoy hasta el 15 de enero, fijado por el decreto supremo 4404 que emitió el Gobierno este domingo.

Aunque la norma señala que se tienen que cumplir las medidas de bioseguridad y los gobiernos departamentales y municipales deben reglamentar esas actividades, las autoridades sanitarias temen que esta disposición acelere el rebrote del Covid-19 que hasta el momento ha cobrado más de 8.900 vidas en el país. 

“Esto nos pone en alerta y es preocupante para el sector salud, porque no estamos preparados para una segunda oleada. No contamos con los recursos humanos necesarios”, cuestionó el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, refiriéndose que los 2.400 contratos en el sector público de la seguridad social, que se hicieron para atender la emergencia sanitaria, fueron temporales.

Remarcó que para Santa Cruz es mucho más delicado, porque también el dengue y el sarampión están atacando en la región.

De igual forma Anzoátegui cuestionó el comportamiento de la población, porque se relaja en el cumplimiento de las medidas de bioseguridad

Por su parte, el director de Servicio Departamental de Salud, Marcelo Ríos, dijo estar a la espera de que lo convoquen a reuniones con los técnicos del Ministerio de Salud para que se tomen decisiones adecuadas. “Es necesario entender que se debe seguir coordinando como se hizo hasta ahora”, subrayó la autoridad departamental. 

El director del Sedes indicó que, si bien el Gobierno nacional es el que fija las medidas en todo el país, siguen siendo los gobiernos locales los que las regulan en el marco de su situación de riesgo que tiene en cada lugar. 

En el caso de Santa Cruz, dijo que se debe entender que también existe un subregistro, por la no asistencia de la población para la toma de la muestra. “Para la población, indistintamente de que nos abran o no la tranquera, el uso del barbijo es innegociable, esto debe quedar claro, para evitar la propagación del virus”, sostuvo.

En esa línea el director departamental de la Unidad Operativa de Tránsito, William Montes, indicó que se está insistiendo en el uso del barbijo, porque esa protección se ha convertido en una forma de vida en la nueva normalidad.

Adelantó que se está programando una reunión con todas las autoridades para poner mano dura a todas las unidades del transporte público que no están cumpliendo las normas. 

Mientras que para el especialista Juan Saavedra no es momento de dar libertad a todas las actividades, pues se debe seguir manteniendo al menos de la capacidad máxima en cada actividad. “Yo creo que no es el momento adecuado de hacer desaparecer todos los controles que había”, remarca. 

El especialista resalta otros aspectos de la norma, pues señala que el Gobierno nacional está recuperando el liderazgo en el manejo de la pandemia, porque todos los protocolos de diagnóstico, tratamiento y rehabilitación deben ser autorizados por el Ministerio de Salud. 

Además, ponderó que el uso de barbijo y la distancia social sea una actividad obligatoria, tomando en cuenta que la población en las últimas semanas sale a lugares públicos sin ocupar esta protección

Otro aspecto del decreto supremo, observado por Saavedra, es el incentivo de la medicina tradicional en el Covid-19, porque considera que como es una nueva enfermedad no hay experiencia ni reportes que comprueben que la medicina tradicional tenga utilidad contra la infección.

Hasta el 15 de enero

La vigencia del decreto supremo rige desde el 1 de diciembre hasta el 15 de enero de 2021 y contempla la reactivación de actividades culturales, deportivas, sociales, religiosas, recreativas y procesos electorales.

El nuevo decreto indica que las actividades que generen aglomeración de personas, “se realizarán considerando los protocolos y medidas de bioseguridad”, mediante normas coordinadas entre el Ministerio de Salud y las administraciones autónomas (gobernaciones y alcaldías).

“Tenemos que estar adecuados a los momentos en que vivimos, todavía estamos bajo el peligro constante de tener a la enfermedad al lado, pero también tenemos que proveerle al país señales de seguridad para que haya una tranquilidad, una recuperación de las actividades que hacen que sea importante mover, por ejemplo, la economía de nuestro país”, dijo el ministro de Salud, Édgar Pozo.

En relación a la jornada laboral, esta se mantiene en horario continuo. Y en lo que refiere a las actividades educativas, los ministerios de Educación y de Salud aprobarán por resolución bimisterial la reglamentación correspondiente que establezca el inicio, modalidad y alcance del desarrollo de las actividades educativas y de capacitación.

En la capital cruceña

En el municipio de Santa Cruz de la Sierra, la alcaldesa interina, Angélica Sosa, hizo conocer las medidas que desde este lunes entraron en vigencia. El transporte público y privado tiene permitido transitar de 05:00 a 01:00 y solo deben llevar pasajeros sentados. 

Las actividades sociales y económicas (gastronomía, supermercados, mercados, cines, centros comerciales, iglesias y bancos) también se permite con el 50% de capacidad en el interior y el 70% en el exterior.

Los talleres infantiles de verano se autorizan con el 50% de ocupación, previa autorización del Comité de Emergencia Municipal (COEM). Los eventos deportivos se autorizaron con público (15%).

Los actos y fiestas académicas, principalmente actos de graduación, se autorizarán con el 50 por ciento de ocupación. Se abrieron las piscinas, saunas y balnearios, con un 30% de ocupación

El uso del barbijo es obligatorio como también el lavado de manos y mantener la distancia física. Se aplicarán sanciones a las actividades que incumplan. Las actividades están permitidas hasta la medianoche.

Comentarios