Escucha esta nota aquí

A pocos días de la festividad de Todos Santos y el Día de los Difuntos en la capital cruceña aumenta el movimiento para preparar las tradiciones y la visita a los camposantos.

Helen Álvarez, que perdió a su padre por el Covid-19, esta semana está haciendo los arreglos de la tumba, que acomodará con pasto y le colocará una lápida. “Seguiré la tradición de mi padre, por eso prepararé bizcocho y también compraré otras masitas para armar su mesa en mi casa y luego llevarla al cementerio”, contó.

Como ella, muchas familias de Santa Cruz y del resto del país están en los preparativos para hacer las tradicionales mesas de difuntos, donde incluyen las comidas que más gustaba al familiar.

Esta es una celebración que está muy arraigada en otros países, como México, donde la pandemia este año ha obligado a cambiar la forma de honrar a los muertos por eso determinaron el cierre, entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre, de los panteones del área metropolitana mexicana para impedir aglomeraciones ante la pandemia de la Covid-19. Solo en algunas partes mantendrán las visitas por la importancia de los ingresos que se generan.

La limpieza y los cuidados

En la capital cruceña, el gerente de Emacruz, Johnny Bowles, explicó que se ejecuta el plan Todos Santos con la limpieza y desinfección de los camposantos.

Remarcó que, para el aseo, Emacruz está movilizando alrededor de 150 personas, dos cisternas y 15 compactadoras. Se está haciendo la poda de árboles y mantenimiento de sus respectivas áreas.

Bowles puntualizó que están abocados a destruir todos los criaderos de mosquitos para evitar la proliferación del Aedes aegypti, transmisor del dengue, chikunguña y zika.

Los dolientes tienen hasta el 28 de octubre para realizar los arreglos en sus nichos y mausoleos, porque el 29 y 30 los camposantos se mantendrán cerrados para permitir que el municipio haga una limpieza general.

Marisabel Vaca, secretaria municipal de Salud, informó que se desplazarán todas las brigadas médicas a los cementerios municipales, con el objetivo de garantizar el control de bioseguridad, uso del barbijo, desinfección de manos, control de temperatura, el distanciamiento social.

Pidió a la población que cumpla con las medidas establecidas.

Tres días de visita

Los camposantos abrirán sus puertas desde el 31 de octubre hasta el 2 de noviembre, para evitar aglomeraciones y que la gente acuda a visitar a sus difuntos. Se ha previsto la visita desde las 7:00 hasta las 19:00.

Ronald Romero, director de Cementerios,  remarcó que no se permitirá el ingreso a los cementerios de ninguna persona que no tenga el barbijo y también tendrá que portar su alcohol para la desinfección.

No se permitirá el ingreso de bebidas alcohólicas, comidas ni equipos de música”, advirtió.

Carlos Méndez, secretario de Seguridad Ciudadana, puntualizó que vigilarán todos los camposantos municipales. La Guardia Municipal se encargará de despejar los espacios públicos y de no permitir el expendio y consumo de bebidas alcohólicas en los días de visita a los cementerios.

Los bomberos, con paramédicos y médicos, estarán con un equipo para cualquier eventualidad que se puedan presentar durante la festividad.

La alcaldesa interina, Angélica Sosa, recordó que, para ingresar a los camposantos, las personas tienen que cumplir las medidas de bioseguridad, por eso deben llevar barbijo, alcohol en gel o líquido y mantener la distancia física.