Escucha esta nota aquí

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho Vaca, lanzó una fuerte acusación al indicar que tiene serias sospechas que desde el Gobierno nacional se esté gestando un plan para dar un autoatentado a la democracia y a los bolivianos con el propósito de suspender las elecciones convocadas para el próximo 20 de octubre. Así declaró por escrito.

¿Por qué cree usted que puede darse esta situación?

Es sencillo, si uno analiza las declaraciones del TSE se ve claramente que están preparando todo un movimiento previo orientado a justificar este hecho.

Son cuatro causas, cuatro hechos concretos que nos hacen llevar a sospechar y alertar sobre esta posible situación. Primero, el TSE y el Gobierno han venido estos últimos dos años minimizando todas las movilizaciones ciudadanas en rechazo a la repostulación del binomio oficialista y el pedido ciudadano de respeto al voto del 21-F, pero ahora de manera sorpresiva han cambiado su discurso, ahora sí están preocupados, el propio TSE, en conferencia de prensa, señaló que para resguardar el proceso han decidido trasladar el material 10 días antes del acto eleccionario, es decir, preocupados por las movilizaciones deciden trasladar el material el día en que las movilizaciones democráticas están programas.

Segundo, en la misma conferencia el TSE indicó también que pedirán el respaldo de la fuerza militar. Algo totalmente innecesario, ya que todas nuestras actividades han sido pacíficas, o es que están queriendo un justificativo para sacar los militares a las calles el 10 de octubre.

Tercero, y adicionalmente a las declaraciones y las acciones irregulares que pretende realizar el TSE, Amdecruz, institución controlada por el Movimiento Al Socialismo, amenaza con un cerco a Santa Cruz para la misma fecha, todos recordamos que el último cerco a Santa Cruz por parte del MAS cobró vidas humanas.

Finalmente, ni los diputados ni senadores del oficialismo ni los de oposición han presentado a la fecha la renuncia a sus cargos, podemos entender que el oficialismo se ampare en los mismos argumentos inconstitucionales que se utilizaron para habilitar al presidente, pero carece de coherencia que los legisladores opositores sigan ejerciendo dichas funciones contrariando totalmente sus propios discursos de apoyo al 21-F y a la democracia y exponiéndose a este tipo de cuestionamiento, más aún cuando ejercer sus cargos no les trae ningún beneficio sino que les dificulta, por no decir que les imposibilita, hacer campaña en sus regiones y pedir el voto para ellos y para su partido. Creo que los parlamentarios deben sincerarse en los motivos reales que los llevan a mantenerse en sus cargos y el Gobierno debe responder a estas interrogantes.

Entonces, ¿usted cree que las elecciones nacionales no deben llevarse a cabo?

Nosotros como movimiento cívico nacional hemos exigido, en reiteradas oportunidades, que los vocales del TSE renuncien, que no confiamos en ellos para que administren lo que llamamos nuestra fiesta democrática y que el binomio del MAS está inhabilitado por el voto del pueblo el 21-F. Si para darse esta figura, las elecciones deben suspenderse, creemos firmemente que nuestra democracia vale más que una fecha en el calendario electoral.

Lo que nunca hemos dicho y nunca vamos a hacer es boicotear o sabotear el proceso eleccionario. Quienes están preocupados porque las elecciones se lleven a cabo es el Movimiento Al Socialismo y las autoridades del Gobierno nacional porque, según todas las encuestas publicadas tienen la mitad de la votación que en la anterior elección y esos votos no le alcanzan para ganar las elecciones nacionales.

¿Santa Cruz apoyará el paro cívico indefinido anunciado para el 10 de octubre?

Nosotros fuimos claros en la última reunión nacional en la ciudad de La Paz, que esa decisión solo puede tomarla la Asamblea de la Cruceñidad. Nosotros teníamos el mandato de la Asamblea de un paro cívico nacional y esa determinación la estamos ejecutando.

Para cualquier otra medida necesitamos consultar nuevamente a la Asamblea de la Cruceñidad.

Es más, en esa Asamblea voy a proponer que para definir los destinos de nuestra patria retomemos la convocatoria a la máxima expresión democrática, el cabildo y sea el pueblo que determine las próximas medidas y así asumir juntos su ejecución.

Tags

Comentarios