Escucha esta nota aquí

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Luis Antonio Revilla, se presentó ayer a las oficinas del Ministerio Público de Sucre para prestar su declaración informativa, en calidad de testigo, dentro del proceso que se inició en contra de Juan Michel, hermano del decano del Consejo de la Magistratura, Omar Michel.

El sindicado, que fue aprehendido el miércoles porque supuestamente se lo escucha en un audio hablando de presionar a la jueza Minerva Tá- rraga para que emita un fallo en un caso de feminicidio, habría estado en una reunión donde una mujer menciona el nombre de Revilla y de un supuesto reparto de cargos “mita a mita” entre esta autoridad y el decano de la Magistratura.

El titular del TSJ dijo, al salir de su declaración, que se estaba sobredimensionando el caso y a que a su persona se refieren incidentalmente en el audio en poco menos de 10 segundos, por lo que insistió en que él es el más interesado en que se aclare todo este caso de los audios, que el ministro de Justicia, Héctor Arce, calificó como un “descrédito lamentable”.

Revilla dijo que espera que en el transcurso de la investigación, se pueda identificar de manera concreta un caso donde alguna persona hubiera resultado afectada por la presunta ‘repartija’ de cargos que se señala en el audio y se mostró predispuesto a que se realicen todas las auditorías y procesos penales necesarios, para esclarecer todo.

Finalmente la máxima autoridad judicial del país, dijo saber que al menos dos o tres de los juzgados que estaban acéfalos en Chuquisaca fueron ocupados por exfuncionarios del Consejo de la Magistratura, confirmando así lo cuestionado por Arce el miércoles, cuando señalaba como algo negativo la posibilidad de que los elegidos como jueces por el Consejo de la Magistratura hubieran trabajado antes en esta misma instancia, por lo que solicitó realizar una auditoría a este proceso

Tags

Comentarios